Dicen que el arte en general y la música en particular están en crisis, y es cierto. Las nuevas tecnologías y si se quiere, los sucesivos gobiernos poco o nada han hecho por la cultura. Hoy ni siquiera podemos echarle la culpa a la subida del IVA, porque se ha bajado el impuesto, pero poco o nada ha repercutido esta decisión en las posibilidades laborales de nuestros artistas. Ni siquiera ha bajado el precio de las entradas del cine; algo no funciona.

Así y todo, por suerte y por debajo de lo que se suele escuchar en las grandes cadenas de distribución, pasan cosas y la kultura, se resiste a desaparecer, adoptando nuevas caras, nuevas formas y en el caso de la música, nuevos sonidos, o eso que los modernos denominan, mestizaje.

Dentro de este último grupo de artistas, hay una banda madrileña que se hace llamar “Alpargata”. Ellos, los integrantes del grupo, denominan su arte como Latin Freak Fusión, una novedosa categoría que trae aire fresco, humor inteligente y políticamente correcto, tan necesarios en este tiempo de inclusión y de pieles que de tan finas, son casi transparentes.

A los Alpargata les da igual ocho que ochenta. Igual tocan rumba que swing, que pasodoble, que punk, que chotis. Lo mismo consiguen que te desternilles de risa, y en el siguiente compás logran sacarte una lagrimita. Pueden hablarte del fin del mundo, de la invasión extraterrestre, o contarte una anécdota de la cola del súper.

Santi Cañete y Mario Boville son fundadores y sumos sacerdotes de Alpargata, probablemente la banda más singular del circuito madrileño, y estandarte del latin-freak-fusión. Con este proyecto llevan más de una década dando guerra en los escenarios, han realizado tres trabajos discográficos y múltiples giras a lo largo de España y Europa, en las que se han ganado el respeto de público y crítica.

Un delirante espectáculo en el que el humor absurdo y la improvisación van de la mano de la música para llevar al espectador a lugares insospechados.

Por eso este próximo jueves 20 de septiembre, en el marco de las fiestas y feria de Olula del Río 2018, es una oportunidad para escucharlos, gratis, en la carpa municipal.

Una apuesta del Ayuntamiento de Olula del Río, que una vez más apuesta por dar visibilidad a artistas que de otra manera tienen muy difícil su llegada al gran público. Olula se siente capital de la cultura en el Valle del Almanzora y ésta, una apuesta más en su programación anual.