El municipio de Olula del Río entra ya en la recta final de su Semana Santa. Ha sido un año inolvidable para los cofrades y amantes de la Semana de Pasión que arrancaron los actos el pasado 25 de marzo con la lectura del Pregón a cargo de la artista local, Odu Carmona.

Era el preludio a unos desfiles que se estrenaban con el Paso de la Virgen de los Dolores adscrito a la Cofradía del Amor Fraterno. Con salida y llegada en la Iglesia de San Sebastián y acompañada por la Agrupación Cristo de las Aguas que anunciaba a su paso la presencia de la imagen a hombros de los costaleros del Paso de la Virgen de los Dolores y detrás, la Banda Municipal de Música de la localidad.

El sábado se celebraba la XVIII edición del Concierto de Música Sacra a cargo de la Banda Municipal de Música de Olula del Río en la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción. Y el Domingo de Ramos a partir de las once de la mañana comenzaron los actos con la recogida de Palmas y Olivo en la Iglesia de San Sebastián, para llevar a cabo su bendición, y participar en la solemne Procesión y la Santa Misa en la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción.

Entramos en la semana grande de los días de fe con el Martes Santo y la Pre Hermandad de los Estudiantes y su solemne Procesión del Santo Vía Crucis.

El Jueves Santo los olulenses se echaron a la calle a primera hora de la tarde para asistir a la Santa Misa en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. A las siete Solemne Procesión de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ntra. Sra. de Amor y Esperanza, Paso Morao y Negro. Y poco después de la media noche, la Semana Santa de Olula del Río vivía uno de sus momentos más emocionantes con la Procesión del Cristo de la Buena Muerte.

Se ha convertido en uno de los grandes atractivos de la Semana Santa del Valle del Almanzora. La procesión del Cristo de la Buena Muerte atrae a cientos de personas que se agolpan a las puertas de la Iglesia de San Sebastián para ver salir a la imagen acompañada de los Legionarios. El Cristo asoma por la puerta principal de la iglesia Vieja a hombros de los cofrades, que dan el relevo a los legionarios que acompañados por la Banda Municipal de Música, entonan el Himno de la Legión.

El desfile es estrictamente penitencial, con túnica negra recogida con un cordón blanco y verdugo rojo y cuyos penitentes, además del escudo de la propia Cofradía, solo llevan una cruz de madera al hombro, en representación del mismo Jesús.

Detrás de la figura del Cristo crucificado, autoridades y fuerzas vivas de Olula del Río, encabezadas por el alcalde, Antonio Martínez Pascual.

Otro de los días más esperados de la Semana Santa de este pueblo del Valle del Almanzora es el Viernes Santo. A las cuatro y media de la tarde la celebración de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, y a las siete, Solemne Procesión del Santo Entierro Santísimo Cristo de la Expiración y Nuestra Señora de Amor y Esperanza, Paso Morao y Negro.

La Soledad procesionaba, como marca la tradición, poco después de la media noche, a cargo de la Cofradía Sacramental Nuestra Señora de los Dolores.

Hoy Sábado de Gloria, noche de Vigilia Pascual en la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción. Y mañana Domingo de Resurrección por la mañana, procesión de Nuestro Señor Resucitado, Virgen María y San Juan Evangelista. Y media hora después Santa Misa de Resurrección.

Así se pondrá punto y final a los actos de la Semana Santa 2017 que ha lucido especialmente, gracias a un sol y una temperatura que ha invitado a salir a la calle. Buena organización, hermandad y fe entre los olulenses que este año además, han recibido un gran número de visitantes, sobre todo, de otros pueblos del Almanzora, para disfrutar de los desfiles procesionales.