El municipio de Olula del Río despide sus fiestas patronales, con diversos actos en el día de San Ildefonso.

A las 11,30 se llevó a cabo la misa en la iglesia de la Concepción, para desde allí, los santos a hombros de los costaleros de la peña San Sebastián recorrieron distintas calles del municipio.

Fiesta local en la localidad y una celebración más casera, al contrario que la del sábado, donde las calles estaban abarrotadas por olulenses y vecinos llegados de otros municipios.

Tal y como marca la tradición, San Sebastián y San Ildefonso, marcharon por las calles del pueblo bajo una lluvia de roscas de pan que son arrojadas desde los balcones.

Una vez acabada la procesión, todos a la carpa ubicada en el parque San Pablo, donde los asistentes pudieron degustar de unas migas, y de una feria del mediodía amenizada por el grupo local Dèjá Vu.