La Audiencia Provincial de Almería ha condenado al exalcalde de Zurgena, Cándido Trabalón, a penas que suman 6 años y 6 meses de prisión, y 18 años de inhabilitación especial en el marco de la macrocausa ‘Costurero’ contra la corrupción urbanística bajo su mandato entre 2003 y 2007 en el Ayuntamiento, según indica la sentencia 226/17 a la que ha tenido acceso La Comarca.

Vista en juicio oral y público ante la Sección Segunda de esta Audiencia la causa procedente del Juzgado de Instrucción no 2 de Huercal Overa, seguida por los delitos de prevaricación urbanística, negociaciones prohibidas a funcionarios públicos, falsedad en documento oficial, cohecho, y delito contra la ordenación del territorio contra 23 acusados, entre los que se encuentran políticos, técnicos, empresarios y funcionarios sin cuya participación no hubiera poder haberse producido lo que la justicia entiende como una prevaricación continuada para permitir la construcción de cientos de viviendas en el municipio a pesar de encontrarse en suelo donde no se puede edificar.

La Sección Segunda ha condenado, también al exconcejal de Urbanismo, Manuel Tijeras (apellido que da nombre a la Operación Costurero), a dos años y seis meses de cárcel y a 14 años de inhabilitación especial para empleo o cargo público aunque, en su caso, el tribunal no ha estimado acreditado que incurriera en delito de cohecho, según recoge la sentencia. Tijeras como alcalde accidental entre el 14 y el 22 de mayo de 2003, “concedió 40 licencias a sabiendas que eran contrarias a la normativa”.

En el caso de Tijeras, el fiscal sostenía que el administrador de dos mercantiles “le hizo entrega de cantidades de dinero cuyo número y cuantía no pudo determinarse” con y que “como retribución por la concesión de aquellas licencias y para que le siguiera concediendo, el promotor adquirió un vehículo para que lo utilizara gratuitamente el concejal, que aceptó el obsequio valorado en 30.809,79 euros”. El promotor es el titular de la empresa “Antonio el de la Jacinta” y durante la semana del 14 al 22 de mayo, Tijeras como alcalde le concedió varias licencias “prescindiendo de informes técnicos” ya pesar de que en algunos casos era negativo. En otros casos no se emitió informe técnico ni jurídico.

Al margen de las penas privativas de libertad por delitos de prevaricación urbanística continuada para, y por falsedad en documento público y contra la ordenación del territorio en el caso de Trabalón y Tijeras deberán hacer frente a sendas multas de 20 meses a razón de 12 euros al día por un delito continuado de negociaciones prohibidas a funcionarios.

El exalcalde, que concurrió a las elecciones municipales bajo las siglas del Partido Andalucista, también ha sido condenado a una multa de cuatro meses a razón de 12 euros al día por un delito de cohecho impropio y de 15 meses con las mismas cuotas por el delito contra la ordenación del territorio. El fallo ordena, asimismo, el comiso de los inmuebles construidos irregularmente en el paraje de Los Menchones y objeto de ambas actuaciones ilícitas ya que el tribunal considera que la construcción de la estructura de las cinco viviendas valorada en casi 180.000 euros, viviendas destinadas a Trabalon y su familia, sin contraprestación alguna fue un “obsequio” por parte de una mercantil “en atención al cargo que ostentaba”. Esas viviendas se construyeron en suelo no urbanizable, a nombre del cuñado de Trabalón y la licencia fue llevada a Pleno. El fiscal considera que el verdadero promotor, era Cándido Trabalón.