Los intensos trabajos han permitido que todo vuelva a la normalidad en el municipio

Los vecinos de Olula del Río, de a poco vuelven a tener agua potable en sus domicilios, debido a los intensos trabajos que se vienen llevando a cabo para restablecer el servicio con el apoyo de la Diputación provincial de Almería.

Después de dos días donde el consumo domiciliario provenía del pozo de Aguamarga -agua no apta para el consumo humano- y una vez que bajó el caudal que traía el río Almanzora, (por donde pasa la tubería que suministra agua potable del Negratín), se procedió al arreglo de 20 metros de tubos, dañados por las fuertes lluvias caídas en los últimos días.

De este modo se restablece el servicio, gracias a las intensas labores del personal municipal, el apoyo del área de Fomento de la Diputación y la empresa Gestagua (que ha enviado a talleres y grúas González) quienes han puesto todos los elementos a su alcance para que lo antes posible se volviera a suministrar agua proveniente del embalse del Negratín.