María Navarro Ortega, ex trabajadora del Ayuntamiento de Olula del Río

María Navarro es una vecina de Olula del Río que desde hace más de tres semanas, de lunes a viernes, de 9 a 15 horas, se hace presente en el hall del Ayuntamiento para reclamar por un puesto de trabajo, que según ella misma ha asegurado a La Comarca Noticias, “el alcalde me prometió”.

Según su relato, María ha trabajado como empleada del consistorio durante 16 años, es auxiliar de clínica y ha desempeñado funciones ayudando a mayores en el centro de día, hasta que por motivos de salud, causó baja y una jubilación anticipada dos años de jubilarse.

Le ha quedado una paga y un plus por enfermedad, pero “todavía me siento útil”, confiesa, y esa es la razón por la que le solicita al Ayuntamiento que la reubiquen en un trabajo de media jornada realizando otras labores que pueda llevar a cabo “como telefonista o recepcionista”, debido a que su artrosis y artritis, le impiden continuar con sus tareas habituales.

María cuenta que en reiteradas ocasiones se ha dirigido al alcalde Antonio Martínez Pascual para recordarle su “promesa”, pero hasta ahora no había tenido respuesta. 

Consultado por La Comarca, Pascual aseguró que solicitó al Interventor municipal, “una relación de puestos de trabajo para poder reubicar a María, siempre que fuera administrativamente posible”. También adelantó que este lunes al mediodía estaba prevista una reunión entre las partes, para intentar dar una respuesta definitiva a la ex trabajadora municipal.