El contencioso administrativo interpuesto por Ana María Sánchez López frente al Ayuntamiento de Serón contra la resolución de la Junta de Gobierno Local fechada el 12 de noviembre de 2013, por el que se otorgaba el servicio de limpieza a la empresa Serval Almanzora S.L., ha tenido su resolución judicial fechada este pasado 12 de septiembre, pero conocida este pasado viernes.

El juzgado en lo contencioso administrativo Nº2 de Almería, estima íntegramente el recurso presentado por Ana María Sánchez López en el que se alega que la recurrente “tras ser invitada, participó de un procedimiento negociado para el contrato del servicio de limpieza del colegio público Miguel Zubeldia, pabellón municipal y sus dependencias, gimnasio y guardería”, contrato que fue otorgado a Serval Almanzora S.L.. Según el abogado de la denunciante, Francisco Ruano, “en el procedimiento se produjeron irregularidades que el secretario del Ayuntamiento y además vocal de la mesa de negociación, se encargó de subsanar indebidamente”.

Así lo estima la justicia quien entiende la nulidad del acto administrativo ya que la entidad adjudicataria (Serval Almanzora S.L.) no cumplió con los requisitos exigidos, tal como un certificado de responsable que no se entregó ante notario o autoridad administrativa, así como no se notificó por aquella empresa (Serval Almanzora S.L.) que iba a realizar la subcontratación para determinadas actividades del contrato principal, en contra de lo expuesto en la normativa de aplicación.

Ahora la empresa perjudicada, según su representante legal solicitará “una indemnización al Ayuntamiento de Serón por el lucro cesante a mi representada”. Recordemos que se trata de un contrato de 30.000 euros anuales correspondiente al curso 2013/2014, que posteriormente se ha prorrogado hasta el presente curso.