Desde Ecologistas en Acción destacan, además de su carácter simbólico  y monumental, su importancia como  baluarte  de Biodiversidad

A estas alturas todo el mundo  mínimamente interesado en el medio ambiente sabe que la encina de la Peana está en peligro, se ha destacado su carácter simbólico  y cultural como monumento natural, como árbol singular  y muchas de  las asociaciones medioambientales y culturales  junto a sus propietarios pedimos  la ayuda de la  Consejería de Agricultura Ganadería Pesca y Desarrollo Sostenible, para tratar de salvar la encina milenaria más antigua de Andalucía, dice Ecologistas en Acción a través de nota de prensa.

Desde Ecologistas en Acción queremos resaltar, además de su carácter simbólico  y monumental, su importancia como  baluarte  de biodiversidad, especialmente este año que ha sido elegido por Naciones Unidas para reconocer el valor que la biodiversidad tiene en la salud ambiental y en la creación de resiliencia frente al cambio climático. Una carrasca como las llamamos en la Andalucía rural, es un autentico refugio para muchísimas formas de vida, desde los microorganismos de suelo hasta los mamíferos superiores, es  creadora de suelos, aporta refugio  y  recursos tróficos a las especies de fauna mediterránea,.

Es el  árbol mediterráneo  que aguanta mejor el rango  de  temperaturas extremas de verano e invierno,  crece en  cualquier tipo de suelo excepto los salinos y encharcados, soporta  estoicamente las podas y en estado silvestre  rebrota de raíz después de incendios ó talas.

 Debemos mirar a  nuestros árboles, proporcionarles los cuidados necesarios , hacer el esfuerzo publico de invertir en  su cuidado y conservación, actuar por el clima y por un futuro mejor hoy, para seguir estando orgullosos de tener  la encina más longeva de Andalucía.

En estos días diversos especialistas están aportando diferentes soluciones técnicas, son arboristas con experiencia que saben mejor que nadie cuál es la problemática de este árbol y que contrastan entre ellos cual puede ser la mejor intervención. Pero  que para que todo salga bien es imprescindible que la Consejería de AGPDS consienta que  esos especialistas, los mejores, se ocupen de la encina cuanto antes; porque el tiempo corre en su contra y no podemos permitirnos que desaparezca este Monumento Natural sin haber hecho todo lo posible por salvarlo, finalizan desde el colectivo ecologista.