El Mirador de la Rambla se ha convertido en el punto de encuentro para las familias con motivo de la programación de la Feria ‘Sabores Almería’ que está organizando la Diputación Provincial de Almería en colaboración con el Ayuntamiento de Almería. Las familias se han congregado para disfrutar de la programación infantil que se ha prolongado durante toda la mañana y que en la jornada de hoy se ha centrado en una ‘Fiesta con Olor a Mar’ con la colaboración de los productos de Mare Siccus.

Las actividades de ‘Tu chef Talleres’ comparten protagonismo con los productos de las 29 empresas del sector agroalimentario que participan en el evento que tantos éxitos están cosechando entre los almerienses durante las primeras jornadas de Feria.

En este sentido, cabe destacar la consolidación de ‘Sabores Almería’ como el gran apoyo empresarial de la Diputación Provincial tanto para el desarrollo socioeconómico de los municipios del interior de la provincia como de las pequeñas y medianas industrias agroalimentarias de la provincia que han apostado por exponer durante el puente de diciembre sus productos en la Feria.

En esta tercera jornada de la Feria, la diputada de Agricultura, María del Mar López Asensio, ha visitado la muestra y ha aprovechado para hablar con los empresarios participantes y valorar cómo están siendo las primeras jornadas de la Feria: “Los participantes están muy satisfechos con el trascurso de este evento impulsado por Diputación con el fin de ser un revulsivo para la comercialización y difusión de los productos almerienses, así como un aliciente más para atraer turistas y visitantes hasta el corazón de la capital”.

Las propuestas más dulces de la Feria

 Casa de Avío ha traído la propuesta más natural a la Feria. Han apostado por los productos naturales a través de una amplia gama de mermeladas (como la de ciruela con especias) y los aceites de oliva aromatizados. Una propuesta que ha conquistado los paladares de los visitantes a este evento.

Tartas de Zelany ha sido una de las grandes sorpresas de la Feria que ha presentado una amplia variedad de productos. Desde los más artesanales y tradicionales como mantecados y galletas pasando por los brownies más modernos o los productos veganos y sin trigo.

Los amantes del dulce tienen en Lorrusso Food una apuesta segura. Mermeladas elaboradas con hasta el 80% de fruta (totalmente ecológica) elaborada con energías renovables y productos de la provincia como fresa, frambuesa y mora. En total cinco variedades (se suman también arándano y melocotón) y las próximas incorporaciones, los cítricos del Bajo Andarax que ampliarán la gama con mermeladas de naranja amarga, dulce y mandarina.

 Sin abandonar el dulce, ‘Chocolates La Virgitana’ está causando sensación con sus chocolates de diferentes variedades. Negro intenso, sin azúcar, de sabores canela y naranja, crema catalana, piña y así hasta 20 variedades diferentes que en formato bombón se multiplican alcanzando propuestas muy novedosas como la cerveza.

Dulces ‘La Abuela María’ hace honor a su nombre llenando la Plaza Vieja de repostería elaborada con las recetas de la abuela. Roscos de anís, de vino, torta de chicharrones, galletas y mucho más, esperan a público y visitantes en este rincón de la Alpujarra que muestra al visitante lo mejor de la gastronomía artesanal almeriense.

Los panes más grandes de toda la Feria tienen un punto de encuentro de excepción: la Panadería Artesanal Javi y Raúl. Junto a sus grandes roscas y hogazas, la empresa ha traído hasta la Feria una selección de sus dulces tradicionales entre los que destacan las populares tortas de azúcar o chicharrones.

Las más típicas rosquillas de Alhama cierran las propuestas de panadería de toda la vida de la mano de ‘El Túnel’. Rosquillas (de aceite, matalauva, chocolate blanco o negro), palitos con pipas y roscos de múltiples sabores, conquistas a los visitantes que pasan por delante de su stand atrapándolos con el aroma a tradición que inundará la Rambla hasta el próximo domingo, 10 de diciembre.