El yacimiento es un referente para estudiar la evolución histórica de la comarca


Este mes de noviembre han comenzado los trabajos de intervención arqueológica en Macael Viejo, pocas semanas después de que se conociera que la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, a través de la Dirección General de Patrimonio Histórico y Documental, autorizara la ejecución de este proyecto general de investigación en el yacimiento arqueológico de Macael Viejo para profundizar en su conocimiento desde el punto de vista arqueológico y potenciar así su puesta en valor.

El proyecto de investigación, dirigido por el arqueólogo Abraham Santiago Moreno, con la asesoría científica del Departamento de Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Granada, se desarrollará durante un período de seis años, tiempo estimado por el equipo de investigación, para alcanzar un mayor conocimiento histórico sobre este asentamiento medieval, situado en una mesa próxima a Macael y posible germen del municipio actual. 

Esta campaña, la tercera, después de las excavaciones realizadas en 2017 y en 2018, se ha puesto en marcha con el objetivo de lograr la restauración de los restos que se excaven y la apertura al público del antiguo asentamiento.

El yacimiento arqueológico de Macael Viejo, situado dentro del área de explotación minera, fue el principal núcleo de población del municipio hasta la expulsión de los moriscos por Felipe II. Su excavación estratigráfica lo ha convertido en un referente para estudiar la evolución histórica de la comarca del Alto Almanzora al constatarse su ocupación en época neolítica, romana, bajo medieval y morisca.

Coincidiendo con el arranque de estos nuevos trabajos, esta semana se ha llevado a cabo una charla bajo el título ‘La Antropología Física y la investigación de Macael Viejo’ a cargo del profesor de la Comisión Docente de Antropología Física en el departamento de Biología de la Universidad Autónoma de Madrid, como responsable y coordinador de antropología en Macael Viejo.