La reforma que la empresa Paraje La Cerrá S.L. llevará a cabo en dos edificios municipales y de titularidad pública, en la Balsa de Cela (en la parcela correspondiente al municipio de Tíjola), se ha encontrado con el miedo de algunos vecinos motivado por que la obra pudiera dañar el entorno natural.

Hasta se ha creado una plataforma digital para recoger firmas que circula por internet, aunque nadie se ha pasado por el Ayuntamiento para recabar información y conocer el verdadero alcance de la reforma.

Desde La Comarca hemos contactado con uno de los tres socios del emprendimiento que bajo el nombre comercial de Somniumturismo, han decidido invertir en su pueblo unos 490.000 euros producto de una concesión administrativa de dominio público realizada por procedimiento abierto y mediante concurso. De ahí la “sorpresa” por la polémica en la que el joven empresario Emilio José Reche Fernández reconoce haberse visto envuelto. “Es una propiedad pública, que está en un estado cochambroso, cerrada desde hace años, a la que solo vamos a reformar. Hay una concesión a 30 años que esperamos que nos sea rentable, porque sino habremos perdido casi medio millón de euros de los que los vecinos igual podrán disfrutar”.

Efectivamente se trata de una casa rural y de un bar que próximamente se transformarán en un alojamiento y un restaurante, lo mismo que ahora pero con nuevas calidades y adaptados a los tiempos que corren.

Si uno se da una vuelta por la web de la empresa, verá que de manera textual se explica que “las instalaciones del  complejo turístico Manantial de Cela, contemplan dos edificaciones separadas por un jardín con piscina relajante y panorámica de la Balsa.  Una de las edificaciones está destinada a alojamientos con tres habitaciones con baño individual y terraza, para un máximo de tres personas por habitación y dos apartamentos junior suite para un máximo de cuatro personas cada uno, con salón y baño individual. La otra edificación contiene un restaurante panorámico acristalado en planta baja que romperá la estacionalidad turística y se pueda disfrutar  de los curiosos vapores que produce el  agua termal en invierno por el contraste de temperatura, con capacidad aproximada de 120 comensales. En la planta superior se instalará una terraza transitable para disfrutar de un café o una copa”.

“Nadie va a modificar el entorno, nadie va a atentar contra la balsa, ni mucho menos a cometer ningún delito medioambiental”, asegura Reche, quien no entiende el carácter de la polémica ni los motivos “donde ahora hay un chiringuito cerrado y en muy mal estado, habrá una cafetería para que todos la puedan disfrutar”.

El Ayuntamiento de Tíjola se muestra también ajeno a la polémica. La documentación a la que ha accedido La Comarca, indica que el procedimiento ha contemplado los plazos y las formas que indica la normativa. El anuncio relativo a la concesión para la construcción y posterior explotación de cafetería restaurante y reforma y explotación de alojamientos rurales en el paraje de Cela, fue llevado a Pleno el pasado 24 de noviembre. Una vez aprobado en Pleno se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia para que se sometiera a información pública durante los próximos 20 días siguientes.

La adjudicación es por 30 años, los que se pueden prorrogar por otros 10, el canon anual es de 2.100 euros y la inversión alcanza los 490.000 euros, impuestos incluidos.

“Tenemos muchas ganas de trabajar, que nuestro pueblo tenga opciones vinculadas al turismo y generar algunos puestos de trabajo. No hay nada más y quien tenga dudas tiene las puertas abiertas para aclararlas, dice Emilio José Reche con el ánimo de apartarse de la polémica y tratar de convertir un sueño en realidad.