Sucedió hace unos días en el municipio de Arboleas y ha sido algo que ha llamado la atención de la comunidad; bolsas de comida que se reparten a familias necesitadas, apoyadas en un contenedor de la basura.

Sin embargo es una situación que también puede observarse en municipios vecinos como el de Albox, donde suelen aparecer en los contenedores, distintos productos que la gente deshecha, a pesar que están destinados a familias desfavorecidas.

En el caso de Arboleas son alrededor de unas 50 familias que reciben este tipo de ayudas, que reciben estas ayudas por encontrarse dentro de los parámetros de pobreza que indica la ley.

“Los controles son rigurosos y se emite el correspondiente informe de estas familias. El ayuntamiento de Arboleas es el encargado de enviar los camiones que traen la comida, pero no de controlar qué es lo que hacen los usuarios con ella. Es difícil de entender que haya comida, sobre todo lentejas y productos que deben ser cocinados, tirados a la basura, cuando hay gente que realmente lo necesita”.

“En el caso de Arboleas, también tenemos al menos dos asociaciones de vecinos británicos, que contribuyen enormemente al reparto de bolsas de comida entre quienes la necesitan”, ha asegurado el alcalde de la localidad, Cristóbal García