El fundador y presidente de las asociaciones ‘Albox Computer Club’ y ‘Pirda’ dedicadas a la recogida y reciclaje de ordenadores y material informático ha recibido un emotivo homenaje por parte de la comunidad educativa del colegio Juan Andrés Toledo de Zurgena y su Ayuntamiento.

Miembros del centro escolar, impulsor del homenaje, y concejales del equipo de Gobierno zurgenero hicieron entrega a David Shear de una placa de homenaje y un plato de cerámica como agradecimiento por su labor solidaria y altruista, que ha permitido equipar con material informático a numerosas asociaciones e instituciones de la comarca.

Ese ha sido el caso de los colegios del municipio y de la Biblioteca Municipal de Zurgena, donde las asociaciones sin ánimo de lucro dirigidas por David Shear no sólo han entregado e instalado nuevos ordenadores sino que también han preinstalado en todas las máquinas el software adecuado para fines educativos. En concreto, el número de ordenadores reacondicionados entregados a las escuelas zurgeneras ha sido de 18 (ocho en el colegio Juan Andrés Toledo y diez en el colegio de La Alfoquía), además de siete ordenadores destinados a la Bilioteca Municipal de Zurgena, por lo que la asociación solidaridad ha aportado un total de 25 equipos al municipio.

David Shear fue el encargado de entregar los reconocimientos en el homenaje celebrado este lunes en el Teatro Municipal de Zurgena, aunque el agradecimiento de la comunidad educativa y del Ayuntamiento zurgenero fue extensible también al resto de miembros que trabajan en esta labor como Christine Winter, David Sims, Bob Read, John Leigh, Peter Hird, Peter Hiden, Colin Gowan, Gerry Anderson, John Robinson, Len Toop, Frank Moorhouse e Ian Hurley. Todos los miembros de la asociación recibieron una simbólica rosa roja de agradecimiento.

La teniente de alcalde de Zurgena, Lola García, ha valorado “la caridad y la solidaridad con la que trabajan todos los miembros de PIRDA y del ‘Albox Computer Club’, una organización benéfica que siempre está buscando a la personas y asociaciones que necesitan de su labor”. Este trabajo totalmente altruista “es merecedor del mayor de los homenajes y agradecimientos, y más por parte de un pueblo como el nuestro que ha recibido casi una trintena de equipos informáticos gracias a ellos”, ha concluido la concejal.