Para la campaña 2021-2022 se prevé que la sandía alcance una superficie de 11.850 hectáreas, mientras que el melón sea de 3.050 hectáreas.
 

La Junta de Andalucía, a través de la Delegación de Agricultura y en colaboración con Hortyfruta, ha iniciado la campaña de comercialización de sandía y melón ‘No Cortes en Verde’, cuyo principal objetivo es asegurar la calidad de nuestras sandías y melones en destino.

Dichas inspecciones se realizan en las empresas que comercializan sandía y melón de la provincia con objeto de asegurar que estos frutos cumplen con los estándares de calidad establecidos y llegan al consumidor en óptimas condiciones de maduración. 

Tal y como explica la delegada, “los controles se han iniciado a primeros de abril, al inicio de la comercialización, debido al retraso en las plantaciones de esta campaña, y se mantendrán hasta el cierre de la campaña de melón y sandía, a principios de julio, en función de los distintos momentos de cosecha”.

La delegada ha señalado que estos controles, que llevan realizándose más de 20 años, “tienen como principal objetivo que dichos frutos lleguen a los mercados con el grado de maduración y el sabor que se espera de ellos, con el fin de garantizar una buena comercialización basada en la calidad de nuestros productos, que es esencial”.

Según Martín, “no podemos bajar la guardia, ya que los cultivos de sandía y melón siguen siendo los cultivos de excelencia de primavera”. Así, en el caso de la sandía, supone más del 50% de la superficie de cultivo de primavera y el melón el 12%, “de ahí que seamos la primera provincia española exportadora de sandía y segunda en melón”, ha precisado.

En la pasada campaña se realizaron por parte de los inspectores de la Delegación Territorial un total de 111controles en las comercializadoras de nuestra provincia bajo el lema ‘No Cortes en Verde’, donde se muestrearon más de 4 millones de kilos de melón y sandía. “El cumplimiento de los parámetros de calidad en ambos productos fue elevado”, ha subrayado la delegada. En concreto, se realizaron 87 controles de sandía donde se supervisaron 3,8 millones de kilos y 24 controles en melón, donde se verificaron 212 mil kilos.

Martín ha explicado que para esta campaña “continuaremos en esta línea para asegurar la calidad en destino, porque solo así lograremos distinguir nuestras producciones de melón y sandía de otras de fuerte competencia y asegurar que nuestros productos sean demandados por los mercados más exigentes”.

Menos superficie

Según los datos de los que dispone la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería y Pesca de Almería, la superficie estimada para melón y sandía en la campaña 2021-2022 será inferior a la alcanzada en la pasada campaña.

En melón se espera que alcance una superficie de 3.050 hectáreas, 105 hectáreas menos que la pasada campaña, lo que se traduce en una reducción del 5%. Con respecto a sandía, también hay una previsión de una bajada de un 6% con respecto a la pasada campaña, llegando a 11.850 hectáreas, 725 hectáreas menos que en 2010-2021 donde se cultivaron 12.575 hectáreas.

Esta bajada de superficie de melón y sandía con respecto a la campaña 2020-2021 se debe a varios factores. “Por los precios obtenidos en la pasada campaña por la falta de demanda de dichos productos, y que en esta campaña las plantaciones están teniendo un buen comportamiento, las condiciones climáticas han acompañado y las plagas y enfermedades están más controladas, por lo que la productividad está siendo buena, sumado a que los precios están siendo buenos y estables”, ha explicado Aránzazu Martín.

Ante esta situación, los cultivos se han alargado en el tiempo, poniendo menos cultivos de primavera o retrasando las plantaciones; igualmente, ante los buenos precios que está obteniendo el calabacín, muchos productores están apostando por plantar dicho cultivo frente a melón y sandía.

A todo ello, ha agregado la delegada, “uno de los mayores problemas a los que se enfrentan directamente a estos cultivos de melón y sandía son las producciones procedentes de Sudamérica, África y otras regiones productoras españolas, que se solapan con la época del ciclo productivo de estos cultivos en la provincia de Almería”.

En cuanto tipología de cultivo, en melón sigue produciéndose un incremento en melón tipo amarillo y piel de sapo en detrimento de variedades de melón galia y cantaloup, variedades estas dos primeras de mayor durabilidad en poscosecha. En cuanto a la tipología de sandía, siguen siendo por excelencia la sandía blanca (rayada) y negra por su buen aguante en la exportación y gran sabor, mientras que la tipología de sandía mini se da en su mayoría para los productores en ecológico. 

La producción alcanzada en la pasada campaña 2020/21 para sandía fue de 715.462 toneladas y en melón de 138.326 toneladas. La delegada ha apuntado que “las previsiones para esta campaña son difíciles de realizar, ya que influyen muchos factores, como los climáticos, que son fundamentales a la hora del cuajado de los frutos” pero ha asegurado que “será inferior debido a la reducción de superficie y a las condiciones climáticas desfavorables que se han desarrollado semanas atrás, influyendo de manera negativa en el desarrollo de la planta y en el cuajado de  los frutos”.

En cuanto a los precios medios percibidos por el agricultor en la pasada campaña, estos fueron inferiores a la de 2019-2020, es decir, 0,40 euros/kg en melón y 0,27euros/kg para sandía. 

Control biológico

En cuanto a la superficie de control biológico para ambos cultivos, en sandía se espera una superficie de control biológico de 1.150 hectáreas y para melón de 570 hectáreas. En ambos casos, si comparamos estos datos con la pasada campaña, la superficie de sandía se ha visto reducida un 11%, llegando a un 10% sobre el total y en melón se mantiene similar a la pasada, entorno a un 19% de la superficie total.

“Desde la Consejería de Agricultura y Hortyfruta se apuesta por seguir fomentando el control biológico, pues la utilización del control biológico en los cultivos de primavera es fundamental, ya que los problemas de virosis al principio de campaña tienen una relación causal directa con la reducción de la superficie de control biológico en melón y sandía”, ha remarcado la delegada, antes de destacar la importancia de “trabajar en conjunto desde la Administración, empresas, técnicos y agricultores para fomentar la importancia del control biológico, seña de identidad del campo almeriense, obteniéndose un cultivo más limpio en todos los sentidos”.

A nivel de exportación en la pasada campaña 2020-2021, se consiguió exportar más de 444.831 toneladas de sandía, un 5,2% más que en la campaña 2019-2020, por valor de 217 millones de euros, un 9% menos que la pasada campaña. En cuanto a melón, se exportaron 85.906 toneladas, casi un 3% más, por un valor de 61 millones de euros, un 3% menos.

El precio medio que alcanzó la sandía en exportación en la campaña 2020-2021 fue de 0,49 euros/kg, 0,07 euros/kg menos que la campaña anterior, lo que supuso una reducción en el precio de un 13 %. En melón se alcanzó un precio medio de 0,70 euros/kg., similar a la pasada campaña.

Por último, hay que recordar que la Delegación Territorial de Agricultura ha dispuesto varios números de teléfono para comunicar incidencias sobre la calidad del melón y la sandía en relación a su venta: 950 011 033, 950 011 034, 950 011 023 y 697953848.