José María Martín mantiene un encuentro con los representantes de la Mesa del Agua.

El subdelegado, José María Martín, ha destacado hoy, en un encuentro mantenido con la Mesa del Agua, que las inversiones realizadas y previstas por el Gobierno de España en la provincia de Almería en materia hídrica superan actualmente los 400 millones de euros. “Es una inversión potentísima, para avanzar en la desalación y en la modernización de regadíos con las comunidades de regantes”, ha señalado Martín en la reunión.

El montante incluye los 236 millones de euros para las obras que hay previstas en comunidades de regantes, a los que se suman 185 millones para incrementar en 32 Hm3/año la actual producción de agua desalada en la provincia y los 100 comprometidos por el Gobierno de España para la puesta en marcha de la planta desaladora del Bajo Almanzora II, recogida en el Real Decreto de medidas para combatir la sequía aprobado en mayo de 2023. 

Entre otras cuestiones, Martín Fernández ha informado a los regantes del impulso a la ampliación de la planta del Campo de Dalías, con el proyecto ya en fase de licitación y de la mejora de la eficiencia energética en la desaladora de Carboneras. Ambas alcanzaron el año pasado una producción de 72 Hm3. El objetivo es superar los 100Hm3, incrementando en 32 Hm3/año la actual producción de agua desalada en la provincia.Igualmente, el subdelegado ha trasladado a los integrantes de la Mesa del Agua el avance en el proyecto de las plantas fotovoltaicas que irán asociadas a las desaladoras (Carboneras, Campo de Dalías y Bajo Almanzora I). Está previsto que, cuando estos parques estén en funcionamiento, suministren hasta el 35% de las necesidades eléctricas de las plantas desaladoras. 

Por su parte, los miembros de la Mesa del Agua han pedido que se valore el crecimiento previsto en la comarca del Poniente en el horizonte 2040, con el fin de tenerlo en cuenta en la estrategia en desalación a implementar en la provincia. El objetivo es poder reducir las extracciones del acuífero. 

Igualmente, han mostrado su preocupación por la situación que atraviesa el trasvase del Negratín-Almanzora y la afectación para los regantes del Levante.