La delegada territorial de Fomento ha visitado los trabajos de aglomerado en la A-399.

La delegada territorial de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, Carmen Belén López Zapata, junto con los alcaldes de los municipios de Oria y Partaloa, Marcos Reche Galera y María Joaquina López García, respectivamente, han visitado los trabajos de aglomerado en la A-399, una de las cinco actuaciones contempladas  en el Programa Anual de Inversiones en Conservación de Carreteras en la provincia de Almería. Las obras que la Junta está ejecutando son de rehabilitación del firme existente mediante el refuerzo del pavimento asfáltico, las cuales comenzaron durante la última semana del mes de octubre y se prolongarán hasta la segunda quincena de noviembre. El importe total de la inversión asciende a 442.500 euros.

Los trabajos visitados en la A-399 se llevan a cabo en el tramo del punto kilométrico 9+520 al 13+060 y actuaciones puntuales en los kilómetros 4,6 7 y 14. Se trata de dos tipologías de actuación bien diferenciadas. La primera es un refuerzo de firme en tres kilómetros y medio, que viene a completar las llevadas a cabo con anterioridad en esta carretera y que ha permitido, en los últimos años, la mejora completa del firme de esta importante carretera de conexión de las comarcas del Almanzora y Los Vélez. El resto de actuaciones, son muy localizadas para reparar distintas deficiencias. Los trabajos se desarrollarán en los TT.MM de Partaloa y Oria, previéndose la ejecución de 3.300 Tn de mezcla bituminosa.

Las otras actuaciones se concentran en Autovía A-92N, en la variante de Vélez Rubio, entre los puntos kilométricos 106 y 107, en el que está prevista la ejecución de unas 930 Tn de mezcla bituminosa para corregir la deflexión del firme, recuperando la rasante original con el fin de mejorar la seguridad.

Asimismo, en la Carretera A-334, en los puntos kilométricos 33+300, T.M. de Serón, 42+200, T.M. de Armuña del Almanzora y 74+300, T.M. de Arboleas. En todos los casos, se trata de reparaciones puntuales del firme (agotamiento estructural, exudaciones y deflexiones). Se estima que el conjunto de reparaciones supondrá unas 185 Tn de mezcla bituminosa.

Finalmente en las carreteras  A-1204, de acceso al municipio de Albox, en el punto kilométrico 1+500. Consiste en la recuperación de la rasante original, tras los daños causados por las lluvias del pasado marzo, que ocasionaron el colapso parcial del terraplén existente, generando un pronunciado descenso de la rasante del carril derecho. Se estima que la reparación supondrá unas 150 Tn de mezcla bituminosa. Y en la carretera A-332, del punto kilométrico 12+320 al 12+800, en el que está prevista la ejecución de 485 Tn de mezcla bituminosa para corregir la deflexión del firme, recuperando la rasante original con el fin de mejorar la seguridad.

En cada uno de los puntos de actuación se llevarán a cabo cortes  de carril o de la zona de trabajo, así como el fresado de las superficies necesarias para la ejecución de las juntas y de los tramos más dañados donde el firme actual se encuentra totalmente agotado. También se realizará una aplicación de una emulsión asfáltica tipo ECR-1 empleada en riegos de adherencia y posterior pavimentación con aglomerado asfáltico en caliente, con betún tipo B35/50. La extensión de la mezcla bituminosa se llevará a cabo mediante un reperfilado previo, en las zonas que se haya ejecutado el saneo para, posteriormente, proceder al extendido de la capa de rodadura completamente. Y por último, se pintarán de marcas viales para reposición de las existentes. 

La delegada territorial de Fomento, Carmen Belén López, ha señalado que “con estas obras nos anticipamos a posibles problemas que puedan ocasionar las lluvias, dejando el pavimento en un estado óptimo para afrontar la temporada invernal con garantías de seguridad”. 

La delegada ha incidido en la importancia de la seguridad vial “para mantener en condiciones las carreteras, los puentes y túneles y así salvar vidas”. Al respecto, ha señalado que la red viaria debe dar respuesta a las demandas de la sociedad, para permitir el desarrollo económico y la vertebración del territorio, pero “también tiene que ser segura no sólo para los conductores, sino para los ciclistas y los peatones”.