La Junta estima que, sin incluir las reservas de última hora, algunos puntos de la provincia rozarán el 70% durante el puente festivo.

Los establecimientos hoteleros de Almería prevén una ocupación media de casi el 60% para esta Semana Santa. Así lo reflejan los datos del sondeo de ocupación hotelera elaborado por el Sistema de Análisis y Estadística del Turismo de Andalucía (Saeta). El estudio, que no incluye las reservas que se puedan cerrar a última hora, apunta que durante los días festivos (de Jueves Santo a Domingo de Resurrección) esta cifra rondará el 70%.

En el sector tienen cada vez más relevancia los viajeros que se deciden sobre la marcha. De hecho, la percepción de los empresarios almerienses es muy optimista respecto a que estas previsiones se vean superadas y más de la mitad cree que tendrá mejores resultados que en la Semana Santa de 2019, la última antes del COVID.

Por ello, para el delegado territorial de Turismo en Almería, Vicente García Egea, “contar con seis de cada diez plazas ocupadas de partida es ya una cifra muy positiva teniendo en cuenta la situación de la que venimos y las incertidumbres actuales, lo que indica que tenemos un destino consolidado gracias al trabajo que han realizado los empresarios y trabajadores que se merecen una Semana Santa excepcional por la resiliencia que han demostrado”.

“Las previsiones confirman la tendencia al crecimiento de un sector estratégico para la economía y el empleo que ha sido uno de los más afectados por la pandemia pero que también está siendo uno de los que más rápido se está recuperando y estoy convencido de que la temporada que comienza con la Semana Santa va a ser la definitiva para que el turismo vuelva a registrar las cifras récord que alcanzamos hace dos años”, ha defendido.

García Egea ha destacado la “diversidad que ofrece una provincia como Almería” para el viajero, con más de 200 kilómetros de playa, paisajes únicos como el desierto de Tabernas, municipios de interior donde perderse y disfrutar de un rico patrimonio y, por supuesto, tradiciones culturales en torno a las procesiones de Semana Santa que este año volverán a las calles.

En el conjunto de Andalucía, el sondeo de SAETA prevé una ocupación media del 70% durante toda la semana que rondará el 80% en el puente, apenas ocho puntos por debajo de la registrada del Jueves Santo al Domingo de Resurreción en 2019. Por provincias, destacan Huelva (88%), Málaga (83%) y Sevilla (81%), seguidas de Granada, Jaén y Córdoba (las tres por encima del 74%), mientras que Almería y Cádiz se acercan al 70%.

Respecto a la oferta en vuelos hacia Andalucía, se espera que para Semana Santa (del 10 al 17 de abril) lleguen a los aeropuertos de la comunidad un total de 2.316 vuelos para los que se han ofertado casi 400.000 asientos, una cifra muy similar a la de 2019 (-4%). En concreto, el aeródromo almeriense ofrece más de 10.500 plazas durante estos días.

Por mercados, en Andalucía se ha registrado un aumento de asientos disponibles con origen en aeropuertos nacionales, así como desde algunos países como Holanda, Suecia, Suiza o Portugal. Respecto a los vuelos con procedencia en emisores tradicionales (Reino Unido, Francia y Alemania), la disposición de plazas es algo inferior a la de 2019. Si bien mantienen su peso respecto al volumen total, con un 34% de los asientos ofertados.

Las compañías que más pasajeros mueven en la comunidad, Ryanair y Vueling (juntos aportan la mitad de la oferta aérea hacia Andalucía en estas fechas), han puesto a la venta más plazas que antes de la crisis.

Expectativas para el empleo

Todo ello se traducirá en empleo. Ya en marzo los afiliados a la Seguridad Social en la rama de hostelería superaron los 268.000, una cifra que por primera vez en 25 meses supera los datos de trabajadores en el sector que se registraban antes de la pandemia.

Andalucía es, además, la comunidad autónoma turística con mayor crecimiento interanual respecto al registro precrisis, al tiempo que sube un 27% en la comparativa con 2021, siete puntos por encima de la media nacional.