Las cuentas auditadas avanzan que Torrecillas ha dejado 2,6 millones en facturas sin pagar

Según el nuevo equipo de gobierno hay más de 2,6 millones de facturas sin contabilizar y pendientes de pago.

Entre otras cosas, “Francisco Torrecillas ha dejado sin pagar la feria del año pasado, la cabalgata de reyes, su iluminación, nóminas y numerosas obras”.

Así lo han revelado desde el equipo de gobierno local, cuando se cumple algo más de un mes desde que las nuevas autoridades asumiera la responsabilidad de la gestión municipal. Desde el consistorio aseguran que “según los datos obrantes en la contabilidad municipal, el ayuntamiento cuenta con 234.356 euros de fondos líquidos y se encuentran pendientes de pago más de 2,6 millones de euros en facturas sin contabilizar, sin contar nóminas, seguros sociales y retenciones por valor de 600.000 euros”.

“Los vecinos del municipio se merecen conocer cuál es la situación real de las arcas municipales” asegura la alcaldesa de Albox, María del Mar Alfonso, que desde que asumió el cargo, “estamos trabajando para poner orden y saber la situación económica y financiera de nuestro ayuntamiento. Una realidad que nada tiene que ver con lo que Francisco Torrecillas ha defendido durante su mandato”.

Y es que entre los numerosos asuntos pendientes de pago se encuentra la Feria de todos los Santos de 2022, la cabalgata de reyes, la iluminación navideña y otros muchos eventos y obras que próximamente se harán públicos. “La realidad es que las cuentas del señor Torrecillas, las que hace públicas en sus redes, son datos irreales y cifras ficticias, fruto de su irresponsabilidad como gestor, incumpliendo los plazos de pago a proveedores, con gastos sin partida presupuestaria, facturas sin aprobar y sin contabilizar, comprometiendo la hacienda local con el riesgo para la estabilidad económico-financiera de los albojenses”. 

A pesar de la situación económica revelada por la auditoría de unas cuentas que se encuentran bajo la lupa, la alcaldesa ha querido enviar un “mensaje de tranquilidad a todos los proveedores.  Heredamos una pésima gestión del anterior alcalde, pero nuestra forma de trabajar es otra, e iremos solucionando todos los problemas. Estamos trabajando sin descanso para poner orden y desde la transparencia y cumpliendo la legalidad, saldremos adelante, que no le quepa la menor duda a nadie”.

El adelanto de la situación, es solo el trazo grueso de unos números que desde hace años están bajo sospecha. Ahora, el nuevo equipo de gobierno está tratando de conocer la gestión que la anterior corporación ha realizado del dinero público. Al parecer y bajo una aparente administración transparente, se esconde una “administración desastrosa”.

También se deja entrever que las “sorpresas” pueden continuar apareciendo y de ello se dará debida cuenta a los vecinos cuando llegue el momento y se pongan en orden las cuentas municipales.