Eskorzo trajo hasta Almería “A fuego lento”, su último trabajo.

Que la música es un vehículo excelente para canalizar emociones de diversión, empatía, soltar alguna pena y disfrutar de su ejecución es bien sabido por quienes no dudan en asistir a verlo en directo si la ocasión lo permite. Pero, además, como si de un poder liberador se tratara, sirvió para calentar y abrir un paréntesis en los augurios climatológicos desapacibles de la mano de El Niño del Albayzín, que ejerció de telonero, y Eskorzo, el plato principal para una nueva jornada del ciclo de conciertos de Cooltural Go!, organizado por Cooltural Fest, Crash Music y el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería.
 
Nombres propios de la vecina Granada, Eskorzo atesorando 25 años de carrera firme e infalible entre el rock, el funk, el mestizaje desde la cumbia a los ritmos africanos, y El Niño del Albayzín esparciendo su sonido de rap y rumba de bar que tan bien cala entre los que se dejan llevar por su propuesta.
 
El Niño del Albayzín llegaba a Cooltural Go! en el marco de su gira titulada ‘Batallas y Botellas’. David García Domínguez es un joven granadino que consiguió revolucionar a sus paisanos con su tema viral “¡Foh mi Graná!”, un canto a su tierra que, como era de esperar, dejó para cerrar. Por el camino, desplegó un estilo propio y mestizo, mezclando rumba y rap y unas letras llenas de vitalidad y buen rollo. Arrancando con‘Tenía To’ Las Papeletas’, diábolos y tentempiés dieron lustre a un inicio donde tampoco faltaron serpentinas y papeles de colores, tal y como hiciera La Pegatina el fin de semana anterior. Dedicada ‘Superhéroes de Barrio’ a los jóvenes escolares que fueron a verle, la rumba se hizo carne con los guiños a ‘Volare’, ‘Te Vas Me Dejas’ o ‘El Muerto Vivo’,la emoción en la dedicada ‘Gracias’, a sus padres, antes de la traca final con ‘Muchos Bares’, ‘¡Hoy Se Sale!’, ‘Resaca’ y, entonces sí, ‘¡Foh, Mi Graná!’ con ‘Tu Calorro’, de Estopa, como colofón.
 
La inquietud artística y siempre en movimiento de Eskorzo es su seña de identidad desde su debut en 1995. Cuando tenía el camino alquitranado en un sonido rockero, adusto, veloz y bullanguero, dio un giro de tuerca apostando por un pop lírico, bohemio y psicodélico. Después, años más tarde, se lanzaría a los sonidos latinos de raíz, no los sintéticos de las radiofórmula. Sones, cumbias, instrumentaciones propias de la tradición del sonido latinoamericano, cimbreado de rock y actitud azuzadora.
 
Con esa actitud, la banda ha hecho frente a la situación actual embarcándose en un nuevo formato para sus directos, bajo el nombre de ‘A Fuego Suave’, reforzando todavía más esas texturas sónicas caloríficas al aumentar los matices gracias a levantar un tanto el pie del acelerador en el tempo de las canciones de mano de Tony Moreno (Voz), José Uribe (Batería), José Gustavo Ppgu (Bajo), Manuel Collados (Guitarra), Zeke Olmo (Percusión), Pruden Valdivieso (Trombón) y Jimi García (Trompeta).
 
Arrancó la tanda con, quizá, las más previsibles dado el formato escénico de esta gira, la ‘Cumbia Caníbal’ y ‘La Pena’, dos de sus más recientes, como ‘La Tumba’, precedida por ‘Amenaza Fantasma’. Más allá de lo musical, el diseño de iluminación de esta gira ha corrido a cargo del premiado Felipe Tomatierra (Premio Lorca de las Artes Escénicas), con escenografía de Marieta Bautista, así, no es extraño que la banda optara por teatralizar más las interpretaciones, especialmente palpable en ‘Mambo Zombie’, en versión muy extendida y truculenta por momentos.
 
Fue la canción con la que la banda terminó de asentarse en la noche, con un pequeño interludio hacia ‘Los Besos’, ‘Ojalá Estuvieras Aquí’ y esa preciosista ‘Paraísos Artificiales’ previo a su mensaje de ‘Sé Feliz’. Con un público cada vez más metido todavía quedaba el penúltimo round de adrenalina con ‘Herida Abierta o Cicatriz’ y ‘Camino De Fuego’.
 
Las nubes y el viento ya habían dado la tregua hasta la madrugada y había que aprovecharlo. Así que soplaron los ‘7 Vientos’ a la petición de ‘Déjame Que Te Devore’, para rematar con los bises de ‘El Que Tenga El Amor’ y ‘Suave’, como postre final a un concierto más que notable.