Aránzazu Martín ha entregado las resoluciones de ayudas a las comunidades de propietarios beneficiarias.

La Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda ha concedido subvenciones para la rehabilitación de 20 edificios en la provincia de Almería por un importe total de 884.139 euros.  A través de estas ayudas, la Junta de Andalucía facilita la mejora de la accesibilidad en 20 inmuebles, posibilitando la instalación de ascensores. Asimismo se favorece la ejecución de obras de mejora de la conservación, tales como arreglo de cubiertas y fachadas  e instalación de sistemas de aislamiento térmico. 

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Aránzazu Martín y la delegada territorial de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, Carmen Belén López, han entregado esta mañana las resoluciones de las subvenciones que se enmarcan en el Plan Vive en Andalucía y que han recaído sobre 15 comunidades de propietarios de la capital almeriense, 2 de Albox, 2 de Purchena (2) y 1 de Huércal-Overa.

Durante la reunión con los representantes de la comunidades de propietarios beneficiarias, mantenida en la sede de la Delegación del Gobierno, se les ha informado acerca de los detalles de esta resolución, desde el procedimiento de concesión de la subvención y los plazos establecidos de ejecución, inicio de obra y de solicitud de licencia hasta las formas de pago de las ayudas y el modo de justificación de los gastos. 

Las actuaciones están destinadas a subsanar deficiencias básicas en materia de conservación de edificios y mejora de la accesibilidad. El coste total de las obras subvencionables asciende a 1.557.752 euros, incluyendo el coste de las mismas, así como los honorarios técnicos y gastos de gestión.

La subvención cubre un 40 por ciento del presupuesto protegible de las actuaciones, que se incrementa hasta el 75 por ciento en caso de unidades de convivencia con ingresos inferiores a 3 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), residentes con discapacidad o mayores de 65 años en obras de accesibilidad.

Las comunidades de propietarios disponen de un plazo de un mes para solicitar la licencia municipal y de seis meses para comenzar las obras, que deberán estar terminadas antes del día 4 de noviembre de 2023, salvo circunstancias imprevistas o sobrevenidas.

El pago de la subvención se realiza en dos fases. El primer pago, del 50 por ciento de la subvención, se realizará tras la presentación de la licencia de obras o autorización municipal y el acta de replanteo o certificado de inicio de la obra y el segundo pago, tras la presentación del certificado final de obras, que deberá ir acompañado de una liquidación final y la justificación del pago del primer 50 por ciento.

60 ascensores

Aránzazu Martín ha destacado que a través de estas ayudas, sumadas a las concedidas con la convocatoria anterior, se han instalado en la provincia 60 ascensores con un montante total de subvención cercano a los 2 millones de euros. “Con ello se ha posibilitado – ha destacado la delegada –  el cambio de la fisionomía de un parque de viviendas envejecido, que se concibió sin tener en cuenta los problemas de accesibilidad que sus residentes tendrían en el futuro y propiciando el  aumento del valor de las propiedades de los vecinos”.

Plan Ecovivienda

La delegada territorial, Carmen Belén López, ha recordado que actualmente la Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda dispone del denominado Plan EcoVivienda, en plazo de solicitud, por el que se efectúa convocatoria, en régimen de concurrencia no competitiva, de subvenciones para la rehabilitación a nivel de edificio, para la mejora de la eficiencia energética en viviendas, para la elaboración del libro existente y para la redacción de proyectos de rehabilitación en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Este plan, dotado inicialmente con algo más de 133,5 millones de euros, permitirá que se beneficien más de 25.000 familias andaluzas. El eje vertebrador del mismo es mejorar la eficiencia energética de las viviendas pero, posibilitando también actuaciones de mejora de la accesibilidad y de la conservación de edificios, una vez que se consigue una reducción del consumo de energía primaria no renovable de al menos un 30 por ciento.