Se ven afectados más de 600 vecinos de los núcleos de población de Los Requenas, Los Cojos, Las Huevanillas, Los Coloraos y Los Garranchos.

La Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, a través de la Delegación territorial en Almería, ha emitido una resolución en la que declara como no apta para el consumo humano, el agua de El Arroyo Aceituno, en Arboleas, por valores superiores de sulfatos.

El agua suministrada a través de este pozo que abastece a los vecinos de los núcleos de población de Los Requenas, Los Cojos, Las Huevanillas, Los Coloraos y Los Garranchos, no puede utilizarse para beber, ni como ingrediente para la preparación de alimentos. Según fuentes sanitarias, no existe inconveniente en utilizar el agua para la limpieza del hogar, la vajilla o el aseo personal.

Tal y como ha confirmado el alcalde de Arboleas, José Juan Ramos a La Comarca Noticias, el Ayuntamiento ya ha informado a los vecinos de la resolución de salud. Una medida, declarar el agua no apta para el consumo humano, que se debe a que “se han superado los niveles permitidos de sulfatos. Aunque ha sido en muy poco, el máximo permitido está en 750 mg y la última analítica que hemos tenido ha dado 756 mg”, expresó el edil. 

Según ha explicado Ramos, “son efectos secundarios de la sequia. Nosotros tenemos una zona donde hacemos una captación de agua de unos pozos para consumo humano donde periódicamente se hacen analíticas para ver la calidad de la misma, y en la última prueba se ha detectado ese incremento de sulfatos. No llueve, el agua no tiene posibilidad de regenerarse, cada vez bajamos más para extraerla, y eso hace que se superen esos parámetros” explica.

El alcalde arboleano ha querido trasladar un mensaje de tranquilidad “para nosotros lo más importante es la salud de los vecinos. Una cuba de agua que está autorizada sanitariamente se encargará del abastecimiento de esta zona para el agua de consumo, todos los martes y viernes, hará un recorrido por la zona afectada para garantizar un suministro alternativo mientras dure esta situación”.

Confía en que se solucione en poco tiempo. “Esperamos que se solucione cuanto antes porque ahora dejaremos descansar el pozo y podrá recuperarse”. Aún así, el ayuntamiento de Arboleas tiene ya en proceso de licitación de la tubería que permitirá abastecer a las pedanías afectadas con el agua desalada de Galasa. 

“El día 1 de febrero se abren los sobres de las empresas que han licitado para llevar a cabo las obras que van a consistir en la elevación del agua de Galasa procedente de la desoladora para que estas barriadas no dependan del agua de los pozos, sino que se abastezcan de agua desalada, y con ello evitar que esto vuelva a suceder” concluye el primer edil.