Momentos antes de la subida del Cristo a su camarín.

Con la presencia de la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Arantxa Martín y del obispo de Almería, Antonio Gómez Cantero, el municipio de Bacares cerró los actos en conmemoración del 400 aniversario de la talla.

Unas celebraciones teñidas por el luto provocado por la muerte súbita de Alicia López Mirallas, de 26 años de edad, quien fuera miembro y vocal de la Hermandad del Santo Cristo.

La Subida del Cristo a su camarín, fue el preludio de la misa oficiada por el obispo de Almería ante la presencia de muchos bajaremos y Macarenas, para el que el día de hoy es una fecha muy especial.

Un encuentro en el que la delegada del Gobierno ha estado acompañada por el alcalde de la localidad, José Segura, y la hermana mayor de la Hermandad del Santísimo Cristo del Bosque, Encarna García Montes. Una celebración a la que acuden cientos de devotos del Santo Cristo, quien en 1768 fuera nombrado Patrón de Bacares.