Esta mañana comienzan a declarar como investigados, trabajadores, responsables y técnicos que cumplen tareas en la multinacional.

Durante hoy y mañana, están citados a declarar al Juzgado Mixto Nº3 de Huércal Overa en calidad de investigados, diversos trabajadores que prestan servicio en la empresa Cosentino, con motivo de tratar de dilucidar las causas y circunstancias en la que se produjo el fallecimiento de Iván López Santiago, de 30 años de edad, la tarde del pasado 31 de agosto.

Hoy jueves 5 de mayo, declararán a las 9 de la mañana en sede judicial, el representante de la mercantil Acciona Facility Services S.A., el encargado de los trabajadores de la empresa mencionada y el técnico de Prevención de la mercantil. También tendrán que declarar esta mañana, el representante legal de la empresa Cosentino y la directora del Servicio de Prevención Mancomunado.

Mañana viernes 6 de mayo a la misma hora, declararán ante el juez, también como investigados, el Director de Sostenibilidad y Seguridad de la empresa Cosentino, el responsable de Zona de prensas, el Jefe de Prensa del trabajador y el mezcleropresente en el momento del accidente y que acciona la máquina, según el oficio al que ha tenido acceso La Comarca Noticias.

LA FAMILIA DEL TRABAJADOR PIDE JUSTICIA POR EL FALLECIMIENTO DE IVÁN LÓPEZ SANTIAGO.

La familia del joven fallecido, nacido en Albox, residente en Purchena y padre de tres hijos, ha emitido un comunicado que transcribimos a continuación:

El 31/8/2021 falleció en las instalaciones de la empresa COSENTINO S.A, el trabajador Iván López Santiago, de 30 años de edad, que se encontraba prestando servicios para Acciona Facility Services S.A, empresa subcontratada por Cosentino S.A para realizar las labores de mantenimiento y limpieza en la mezcladora de la planta productiva Silestone III ubicada en el Parque Industrial de Cosentino en Cantoria.

El accidente que causó la muerte de Iván López Santiago y del que se siguen en la actualidad diligencias penales ante el Juzgado de Instrucción nº 3 de Huercal-Overa, tuvo como causa inmediata la puesta en funcionamiento de la mezcladora 5 en la que realizaban las tareas de limpieza industrial mientras el trabajador estaba en el interior de la misma, y ello como consecuencia de un desprecio absoluto e incumplimiento de la normativa más básica de prevención de riesgos laborales.

El cuadro de mandos de la mezcladora no se paró por el operario de Cosentino, tal y como rige el protocolo de seguridad y se encontraba activada en modo automático, la fuente de suministro eléctrico no estaba cortada por lo que podía desencadenarse el funcionamiento de la mezcladora en cualquier momento, los mecánicos de COSENTINO puenteaban los elementos de seguridad para evitar parones de producción y utilizaban neutralizadores del dispositivo de enclavamiento para agilizar las tareas de limpieza.  A todo ello hemos de añadir la ausencia de un dispositivo de parada de emergencia junto a la mezcladora que habría evitado o mitigado las consecuencias y la total y absoluta falta de un recurso preventivo que vigilara el procedimiento de trabajo y el cumplimiento de las medidas preventivas.

Como consecuencia de dicha actuación negligente por ambas empresas, Iván López Santiago deja a una mujer, tres hijos,  hermanos y a unos padres completamente devastados, que tras 8 meses del fatídico accidente aún no han recibido ni una llamada de condolencia por parte de las empresas causantes del siniestro.