Desde el Consistorio se han iniciado las obras necesarias tras las peticiones de la Protectora Nueva Vida

El Ayuntamiento de Huércal-Overa está ejecutando las obras necesarias para duplicar la capacidad del Centro de Acogida canina con la construcción de 12 nuevos cheniles. Pasando así a tener un total de 20 estandarizados y 4 de cuarentena. Una actuación que se está ejecutando tras la petición de la asociación APA Nueva Vida, encargada de gestionar el centro, tras el aumento en el caso de perros abandonados. 

El alcalde, Domingo Fernández, ha destacado que “escuchamos las peticiones de APA Nueva Vida que nos plantearon la necesidad de ampliar el número de cheniles ante el aumento de casos de perros abandonados en el municipio, por ello y para que puedan contar con el espacio necesario se están duplicando el total de boxes”, destacando la importante labor que la protectora está realizando en el municipio “no sólo con la atención sino con la sensibilización del cuidado a los animales en nuestro municipio. Nuestro deseo es que no tuvieran que usarse estos cheniles porque sería señal de que no habría perros abandonados pero lamentablemente aún queda camino por recorrer”.

Además se está realizando también la división del patio de la zona exterior en varias zonas de recreo para el esparcimiento y juego de los animales que se acojan.

Hace ahora dos años que se inauguró el centro de acogida con el objetivo de  “dar solución al problema de los perros abandonados en el municipio y tener un lugar en el que acogerlos dignamente”, un proyecto que se financió íntegramente por el Consistorio. Construido en un terreno municipal situado en Rambla Grande las instalaciones cuentan con una oficina-clínica con despacho, almacén, baño y clínica de lavado y desinfección, y zona exterior.