La consejera de Desarrollo Sostenible valora esta iniciativa que “permitirá mejorar la eficacia y la eficiencia de la gestión del espacio y garantizar su conservación

El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento del inicio de la tramitación, por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, de la declaración de la Geoda de Pulpí (Almería) como Monumento Natural de Andalucía. “Esta catalogación supone un reconocimiento a su valor ambiental y a su singularidad, al mismo tiempo que permitirá mejorar la eficacia y la eficiencia de la gestión del espacio y garantizar su conservación”, ha explicado la consejera Carmen Crespo.

La responsable de Desarrollo Sostenible ha subrayado la importancia de dotar a la Geoda de Pulpí de esta denominación que implica, sobre todo, una “mayor protección a esta joya de la naturaleza” y, al mismo tiempo, “una prueba más de que la Revolución Verde puesta en marcha por la Junta de Andalucía es una realidad palpable; no solo protegemos nuestros espacios naturales sino que los dotamos del respaldo normativo para blindar su conservación”. 

Ubicada en la Mina Rica, en el sector oriental de la Cordillera Bética y a los pies de la Sierra del Aguilón, se trata de una geoda gigante, de unos ocho metros de longitud por dos metros de altura, recubierta de enormes cristales de yeso, siendo un patrimonio geológico singular a nivel mundial. Su transparencia y estado de conservación la convierten en una joya de la naturaleza. De hecho, está considerada como la segunda mayor del mundo, tras la Cueva de los Cristales en Chihuahua (México) y la primera visitable.Al margen de la geoda, la Mina Rica alberga numerosos elementos de interés como plegamientos, superficies de falla, neoformación de minerales como ‘barbas de yeso’, fenómenos de karstificación con la presencia de espeleotemas de epsomita y otros sulfatos. Desde el ámbito patrimonial 

mineralógico destacan los cristales de yeso de extraordinario tamaño y pureza, cristales de celestina aciculares incluidas o no en yesos, cristales de barita y siderita, entre otros. La mina tuvo actividad de manera discontinua desde finales del siglo XIX hasta 1970 y de ella se extrajeron minerales de hierro y, posteriormente, plata y plomo asociados a la galena argentífera. 

La declaración como Monumento Natural comprendería la geoda gigante y la Mina Rica que la contiene, con una superficie total de 10 hectáreas. El Ayuntamiento de Pulpí solicitó esta distinción el pasado 25 de abril y, posteriormente, en septiembre, la Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Almería emitió un informe técnico favorable para la Declaración de Monumento Natural Mixto (Geológico y Ecocultural). 

59 monumentos naturales 

La declaración implicará su inclusión en el Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, en el que ya figuran otros 59 monumentos naturales, tras los diez incluidos en abril de 2019 por el actual Gobierno andaluz, que suman una superficie total de 1.556 hectáreas.

En concreto, se reconocieron tres áreas de carácter geológico, el Peñón de Bernal y los Canales de Padules, en la provincia de Almería, y las Huellas Fósiles de Medusas de Constantina (Sevilla); dos de tipo biótico, las encinas de la Peana y del Marchal del Abogado, también en Almería; cuatro mixtos, la Cueva del Hundidero y el Monte Jabalcuza, en la provincia de Málaga, la Cueva del Agua de Tíscar (Jaén) y el Nacimiento de Riofrío (Granada); y uno ecocultural, el Tajo de Ronda (Málaga).

También se ampliaron los límites del monumento natural de carácter biótico Encina de la Dehesa de San Francisco, ubicado en el término municipal de Santa Olalla del Cala (Huelva), que pasa a denominarse Encina y Alcornoque de la Dehesa San Francisco.

Los monumentos naturales, tal y como recoge la normativa en vigor, son espacios o elementos de la naturaleza constituidos básicamente por elementos de notoria singularidad, rareza o belleza que merecen ser objeto de protección especial, así como las formaciones geológicas, los yacimientos paleontológicos y demás elementos de la geografía que reúnan un interés especial por la peculiaridad o importancia de sus valores científicos, culturales o paisajísticos.