Ya se han sancionado a varios vecinos por arrojar residuos en lugares no autorizados, la cuantía oscila desde los 700 euros de la sanción por falta leve hasta los 3.000 por una muy grave

La Policía Local de Huércal-Overa está llevando a cabo una campaña especial de vigilancia y control de residuos en el municipio con el objetivo de evitar que se depositen en lugares no autorizados, y evitar así tanto problemas de salubridad como una mala imagen del municipio. 

Cabe destacar que los agentes ya han aplicado sanciones a algunos vecinos por arrojar residuos en lugares que no están autorizados para el mismo, una práctica que lamentablemente es más habitual de lo que parece. Las sanciones económicas que se recogen en la ordenanza municipal de Policía, Buen Gobierno y Convivencia Ciudadana en Huércal-Overa recoge la prohibición de efectuar en la vía pública y espacios de uso común público o privados “lanzar, verter o depositar basuras, agua, líquidos, tierras escombros, detritus, botellas o recipientes de otro tipo así como papeles o desperdicios de cualquier clase, tanto en los espacios públicos o comunitarios como en los privados”. De este modo, este tipo de acciones conllevan sanciones económicas que oscilan desde los 700 euros de la sanción por falta leve hasta los 3.000 por una muy grave.

Desde el Ayuntamiento, el concejal de Servicios, Blas Sánchez, recuerda que en nuestro municipio contamos con un punto limpio en el que poder depositar distintos tipos de residuos, ubicado en el almacén municipal junto al cementerio tiene un horario de apertura de lunes a viernes de 8:00 a 21.00 y sábados de 8:00 a 15:00. En el mismo los vecinos pueden depositar de forma controlada sus residuos ayudándonos además a cuidar y proteger el medio ambiente y la imagen de nuestro municipio”. Resulta lamentable que haya personas que dejen los residuos en lugares como ramblas o aprovechando las proximidades de otros contenedores por ello desde el Consistorio se alude a la colaboración ciudadana para que esto no suceda.