Las dos actuaciones fueron realizadas por agentes de la Patrulla de Reserva de la Compañía de Vera durante la noche del pasado domingo.

Los agentes de la Guardia civil de la Patrulla de Reserva de la Compañía de Vera lograron estabilizar dos situaciones de gran peligro que se produjeron el pasado domingo por la noche en la Comarca del Levante almeriense. Su rápida actuación permitió, en primer lugar, detener a un conductor que circulaba en sentido opuesto a la marcha por la autovía A-7 entre Murcia y Almería. Además, pocas horas después, auxiliaron a las víctimas de un incendio en una vivienda de la localidad de Vera.

La primera de las actuaciones se inició alrededor de las 22:30 horas, cuando varias Patrullas Territoriales de la Guardia recibieron un aviso urgente del Centro de Mando y Control (062), en el que alertaban sobre la presencia de un camión tipo ‘tráiler’ de grandes dimensiones que circulaba en sentido contrario en la autovía A-7, en dirección a Murcia.  Esta situación presentaba un grave peligro para la seguridad del tráfico, por lo que se activó y coordinó, con gran celeridad, todas las medidas de seguridad posibles. 

Agentes de la Guardia Civil, consiguieron interceptar el camión y establecer un dispositivo de seguridad preventivo para evitar posibles accidentes derivados de la inesperada presencia del vehículo. Activaron todos los sistemas de emergencia y componentes de seguridad para indicar al conductor que detuviera su marcha, haciendo éste caso omiso en un principio.  A solo unos 50 metros del vehículo policial, finalmente el camión se detuvo en el margen derecho de la autovía y apagó sus luces, creando una situación de extremo peligro tanto para los usuarios de los vehículos que circulaban por la misma vía como para los propios agentes. 

Inmediatamente, tras garantizar la seguridad colectiva, identificaron al conductor y único ocupante, que no colaboró en ningún momento a las indicaciones de los agentes y que, además, presentaba signos evidentes de embriaguez.  Finalmente, todas las patrullas de la Guardia Civil y los agentes del subsector de tráfico de Almería dieron escolta al camión de forma segura hasta ubicarlo en una de las salidas más próxima a la Autovía A-7.

El detenido, un varón de 38 años, ha sido investigado por un delito contra la Seguridad Vial por conducir de forma temeraria, por desobediencia a los agentes de la autoridad, y por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, siendo puesto a disposición judicial del juzgado en funciones de Guardia de Vera (Almería)

La segunda actuación se inició pocas horas después, cuando el Centro de Mando y Control (062) recibió la llamada de una persona residente en una vivienda situada en un Complejo de viviendas aislado a las afueras del municipio de Vera (Almería). Esta persona alertaba sobre un posible incendio en su edificio, en concreto en la segunda planta, justo encima de su vivienda. La mujer indicó a los agentes que había dos personas en el interior de esa vivienda pero que no respondían ante sus llamadas.

Al llegar al lugar de los hechos, los agentes comprobaron que salía mucho humo de la mencionada vivienda, por lo que, tras solicitar el apoyo de una dotación del servicio de bomberos, procedieron a desalojar el edificio que constaba de dos plantas.  En un principio, intentaron acceder al interior de la vivienda a través del primer piso, aunque finalmente consiguieron entrar por la puerta principal. A pesar del intenso humo, proveniente de la cocina y donde al parecer se originó el fuego, lograron evacuar a dos personas que se encontraban semiinconscientes en una de las habitaciones.

Así, en esta situación se logró auxiliar a cuatro las personas.  Dos de ellas se encontraban en el interior del segundo piso de la vivienda y las otras dos, una madre y su hija de tres años, que residían en el primer piso.

Con estas dos intervenciones, agentes de la Patrulla de Reserva de la Compañía de la Guardia Civil de Vera, dentro de sus actuaciones de prevención de la delincuencia y auxilio a la ciudadanía, han resuelto con éxito dos situaciones que podrían haber tenido consecuencias graves: primero detuvieron a un conductor ‘kamikaze’ que podría haber causado graves accidentes en la carretera y posteriormente auxiliaron a cuatro personas que se encontraban en situación de riesgo ayudando a controlar un incendio en una vivienda de un complejo de edificios, ambas actuaciones en el término municipal de Vera