El delegado territorial visita las obras ejecutadas con cargo al PFEA 

El delegado territorial de Regeneración, Justicia y Administración Local en Almería, José Luis Delgado, ha visitado Lúcar donde se ha reunido con el alcalde, Manuel López Encinas, para conocer las obras ejecutadas con cargo al Programa de Fomento de Empleo Agrario (PFEA) -cofinanciado por la Junta con casi 41.000 euros en los dos últimos años- en edificios públicos como el colegio rural Almanzor y diversas calles, caminos y espacios verdes de la localidad. También ha podido ver las reparaciones realizadas con ayudas de la Consejería en las infraestructuras afectadas por la DANA de 2019, como el propio colegio rural, el camino municipal de circunvalación o el núcleo de Cela. La Junta de Andalucía destinó ese año ayudas extraordinarias a los municipios andaluces que sufrieron daños por la gota fría que azotó a varias provincias, entre ellos Lúcar, que recibió 31.573,41 euros.

Este año, la Consejería que dirige Juan Marín destinará casi 6 millones de euros a ayudar a los municipios afectados por catástrofes naturales como terremotos o inundaciones a reparar los desperfectos ocasionados en equipamientos públicos donde se presten servicios. Lúcar ha solicitado más de 104.000 euros para arreglar varias calles afectadas por lluvias torrenciales. “La Dirección General de Administración Local está actualmente baremando las solicitudes presentadas, que son muchas, con el objetivo de agilizar la concesión de las ayudas el máximo posible para que los ayuntamientos reciban los fondos cuando los necesitan”, ha subrayado el delegado territorial.

Delgado ha aprovechado la visita para informar al alcalde de la aprobación el martes en Consejo de Gobierno del acuerdo para destinar 59,6 millones de euros al PFEA de 2021, de los que más de 3,3 millones cofinanciarán los proyectos presentados por los ayuntamientos de la provincia, “lo que supone un incremento respecto a los 3 millones del año pasado”. Mañana, el vicepresidente, Juan Marín, firmará el convenio con los responsables de las ocho diputaciones provinciales para proceder al primer pago de estos fondos, correspondiente al 60%.

El responsable de Administración Local en la provincia ha puesto en valor la colaboración entre administraciones que resulta “fundamental, sobre todo para los municipios más pequeños, que son los que cuentan con menos recursos financieros”. En este sentido, ha señalado que “el PFEA es un ejemplo de esa necesaria cooperación, un instrumento fundamental para ayudar a los ayuntamientos a crear empleo y mejorar las infraestructuras y servicios públicos, lo que contribuye a luchar contra la despoblación”. Durante su visita, el alcalde ha mostrado al delegado las actuaciones que quiere realizar este año en la piscina municipal con los nuevos fondos del PFEA.

Además, Delgado ha recordado que en el marco del “objetivo estratégico de este Gobierno, y en especial del vicepresidente, Juan Marín, de luchar contra la despoblación, por primera vez este año hemos sacado una línea de ayudas de hasta 30.000 euros para los municipios de menos de 20.000 habitantes que se distribuirán en régimen de concurrencia competitiva teniendo en cuenta criterios como la densidad de población, el crecimiento demográfico y vegetativo, o el índice de envejecimiento, con el fin de primar a los municipios más pequeños y que más están sufriendo este fenómeno”.

Asimismo, otra línea de ayudas novedosa está dirigida a “ayudar a las localidades a garantizar los servicios públicos ante aumentos estacionales de población”, ha explicado.

En total, ambas líneas de ayudas están dotadas con 5 millones de euros y una vez que ha terminado el plazo para que los ayuntamientos las soliciten, la Delegación Territorial ya está estudiando las peticiones para resolver su concesión lo antes posible.

Apoyo frente al COVID

Asimismo, Delgado ha recordado que el año pasado desde la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local se puso en marcha un fondo extraordinario de 10 millones de euros para los municipios de menos de 5.000 habitantes, “con el fin de ayudarles a afrontar los gastos extraordinarios derivados de la crisis sanitaria del COVID, como la limpieza y desinfección o la compra de equipos de protección y material higiénico-sanitario”. Lúcar fue uno de los municipios almerienses que recibió estas ayudas directas, en concreto 13.364,70 euros que el Consistorio destinó a contratar personal para la desinfección de los centros escolares, alquilar maquinaria específica para esas labores, comprar EPIs y arrendar ordenadores para facilitar el teletrabajo a los empleados públicos.  

El responsable territorial de Administración Local ha anunciado que este año volverá a aprobarse próximamente un nuevo fondo extraordinario que además se ampliará a 15 millones (1,7 millones para Almería) “para llegar a los municipios de hasta 20.000 habitantes, que son mayoría en la provincia”.

“Todo ello forma parte de la apuesta decidida y el compromiso del Gobierno andaluz, y en especial del vicepresidente, Juan Marín, por el municipalismo y por trabajar junto a las administraciones locales, que son las más cercanas a los ciudadanos y la primera puerta a la que llaman los vecinos”, ha defendido. De ahí que la Junta haya aprobado suspender durante dos años las deudas de los consistorios con el Gobierno andaluz y fraccionar su pago una vez concluido ese periodo de cadencia para que puedan acceder a los fondos europeos de recuperación, “una iniciativa que confiamos en que imite el Gobierno de España”.