Foto de familia de toda la corporación municipal este jueves al finalizar el Pleno.

El segundo Pleno convocado de manera extraordinaria este jueves en el Ayuntamiento de Macael a las 17,30 horas, contemplaba en el orden del día la renuncia de Guillermo Casquet Fernández al cargo de concejal del municipio.

Un Pleno emotivo, donde no faltaron las lágrimas y en el que ambos grupos políticos reconocieron el trabajo de Casquet, quien ostenta la marca de ser el concejal que más tiempo ha ejercido como concejal en la localidad. Quince años, primero en la oposición y luego como portavoz del equipo de gobierno por tres legislaturas, han convertido a Casquet en “un hombre de la casa”.

«Un día agridulce» definió el ahora ex concejal este jueves en su despedida. Una despedida que no es tal, según su interpretación, “ya que seguiré trabajando en beneficio de mi pueblo allí donde esté”. «Solo es un punto seguido».

Buen trabajador, buen concejal y que ha hecho cosas buenas para Macael, dijo en el Pleno José Francisco Tapia, portavoz del PSOE en la oposición.

También el alcalde Raúl Martínez visiblemente emocionado, aseguró estar en política “por culpa de Guillermo” con el que afrontamos retos, problemas y las muchas necesidades que presentaba nuestro pueblo.

Juntos han llegado al ocaso de esta tercera legislatura, pero la designación de Casquet como delegado de la Junta de Andalucía, hoy separa sus caminos, al menos en el aspecto formal.

Casquet ha reconocido la labor de todos los concejales que aun en la disidencia, han logrado que los plenos sean constructivos y en beneficio de todos los macaeleros, y por ello hizo un agradecimiento público a todos los concejales con los que ha compartido la vida política municipal.

Como mensaje final, Guillermo Casquet resaltó el orgullo y sabiduría de los vecinos a quienes les pidió e pido que lejos de partidos políticos continúen votando pensando en lo mejor para Macael.