Loquillo pasó por Macael en el marco del Marble Music Fest.

Este domingo por la noche pasó por las canteras de Macael, Loquillo, el histórico cantante catalán y su banda, en el marco de la primera edición del Marble Music Fest en apoyo a la Candidatura de la Cantería del mármol de Macael como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Si el sábado David Bisbal convocaba a miles de fans, el Loco atrajo a su fiel legión de seguidores quienes no dejaron de cantar cada uno de los himnos de “la banda de rock and roll en español”, como la definió cantante.

Loquillo vino hasta Macael con su gira “El último clásico”, y claro que lo es. Casi dos metros de artista que se comió el escenario y toda la cancha en cuanto suena el primer acorde para luego dar paso a clásicos como Feo Fuerte y Formal, Cadillac Solitario, El Hombre de Negro o Rey del Glam.

Loquillo o lo que es lo mismo Rock and Roll es actitud, como dice uno de sus temas.

Ese es el Loco, un rey del glamour de los ´80 de absoluta vigencia que continúa manteniendo la actitud dentro y fuera de los escenarios y reúne a varias generaciones alrededor de una banda de rock de las de toda la vida.

Los 700 asistentes al show, disfrutaron de un escenario natural imponente en medio de las canteras, gracias al buen hacer de la gente de Crash Music y la inestimable colaboración del Ayuntamiento de Macael, la Diputación de Almería y la empresa Cosentino.

Como banda soporte, Ciclonautas, el trío hispano argentino altamente recomendable que se llevó el cariño y el aplauso del personal.

«Ciclonautas», el trío hispano argentino dejó su sello en la previa de las actuaciones del domingo.

De esta manera, este encuentro -que comenzó a cranearse en enero de este año-, ha parido su primera edición, con la puesta del listón bien alto. 

Y es que los macaeleros llevan años trabajando para recuperar sus señas de identidad y una serie de acciones “siempre en positivo” les permiten presumir de piedra y de oficio milenario que da trabajo a miles de familias.

En esa dirección va la postulación para que su cantería sea reconocida como patrimonio inmaterial de la humanidad. Por ahora han conseguido este fin de semana ser el epicentro cultural del país, por lo que proyectan los artistas que participaron del festival.

Ahora el desafío consiste en trabajar para intentar superar en ediciones venideras. “El secreto estará en continuar trabajando con ambición y convencidos que este tipo de acciones son lo mejor para nuestro pueblo”, asegura el alcalde Raúl Martínez, el principal responsable junto a su equipo de gobierno de que se hable de Macael en todo el mundo.