La delegada de Fomento, Eloísa Cabrera, ha firmado las actas de cesión con el alcalde del municipio

La delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Eloísa Cabrera, ha firmado el acta de cesión por las que, por un lado, la Consejería de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio cede al Ayuntamiento de Zurgena un tramo residual de la antigua carretera AL-810 “Ramal de la C-323 a Zurgena”.

Con la firma del acta, que también ha rubricado el alcalde de Zurgena Luis Díaz García, la titularidad de la vía ha pasado de la Junta de Andalucía al  Ayuntamiento de este municipio. Se trata de un tramo residual de la antigua carretera AL-810 “ Ramal de C-323 a Zurgena”. Es una vía urbana de acceso a las propiedades colindantes desde la A-1101 “de Sorbas a Zurgena”, que discurre paralela a ésta entre el punto kilométrico 36,7 y el 37, en las proximidades de la barriada de La Alfoquía en el término municipal de Zurgena. 

El tramo tiene una longitud de 332 metros, con una ancho medio de la calzada de 5,50 metros. El firme es de aglomerado asfáltico y se encuentra en buen estado de conservación.

Tanto el acceso directo, de entrada y salida, con el que se inicia el tramo como el acceso con el que termina, que permiten realizar todos los giros y están regulados por señalización han quedados incluidos en la cesión, así como otros elementos y bienes de dominio público como cualquier terreno adyacente a este tramo de carretera, en ambas márgenes, procedentes de las expropiaciones realizadas con motivo de su construcción.