Lo que se puede y no se puede hacer de ahora al 11 de mayo.

El BOE publica este domingo, lo que se puede hacer en esta fase 0 a partir de hoy lunes 4 de mayo y hasta el día 11, cuando dará comienzo a la fase 1 a excepción de La Gomera, La Graciosa, El Hierro y Formentera que arrancan directamente desde la fase 1.

Entre los aspectos más importantes, se establece por ejemplo que pueden abrir los comercios de menos de 400 metros cuadrados de superficie, siempre con cita previa y dando garantías de que la atención sea personalizada.

Por lo tanto a partir de hoy, pueden abrir sus puertas los establecimientos y locales comerciales minoristas y actividades de servicios profesionales -a excepción de aquellos que tengan una superficie de más de 400 metros cuadrados o que se encuentren en un centro comercial-. Los establecimientos habilitados tienen que establecer un sistema de cita previa y cada trabajador podrá atender a un único cliente. No se pueden habilitar zonas de espera en el interior de los mismos.

La atención individual al cliente tiene que estar garantizada con la debida separación física. Si no es posible, tendrán que instalar mostradores o mamparas.

Las personas mayores de 65 años, deben tener un horario preferente, que coincide con sus franjas de paseos, es decir de 10.00 a 12.00 y de 19.00 a 20.00 horas

Todos los establecimientos que pueden abrir pueden establecer sistemas de recogida en el local, siempre que eso no implique aglomeraciones. 

Los desplazamientos de los clientes deberán hacerse a locales de su municipio, salvo que el producto o servicio no esté disponible en el mismo.

No hay cambios para aquellos locales que ya tenían permitida la apertura con anterioridad, como tiendas de comestibles o farmacias.

Medidas de higiene

Los locales deberán ser desinfectados al menos dos veces al día, con especial atención a las superficies de contacto como puertas, teléfonos o pasamanos. Al final de la jornada debe procederse a la limpieza, en cambios de turnos y también a mediodía -una de las limpiezas será obligatoria al final de la jornada.

Los materiales de protección individual tendrán que ser desechados.

Debe realizarse una limpieza y desinfección de los puestos de trabajo en cada cambio de turno, con especial atención a mostradores, mamparas, teclados o terminales de pago.

Los clientes no podrán usar los aseos, salvo casos de necesidad. Si eso sucede, habrá que desinfectar sanitarios, grifos y pomos de puertas.

Prevención para el personal

No podrán incorporarse aquellos trabajadores con síntomas compatibles con el coronavirus o personal que se encuentre en cuarentena domiciliaria.

El encargado del establecimiento tendrá que garantizarles que cuentan con equipos de protección individual y geles hidroalcohólicos. El uso de mascarillas es obligatorio si no puede garantizarse la distancia con los clientes o resto de trabajadores.

No se permiten fichajes por huella dactilar y los empresarios deben facilitar una organización de turnos escalonada. El motivo: poder mantener la distancia de seguridad mínima de dos metros entre los trabajadores.

Con respecto a los clientes, la distancia tiene que ser de al menos un metros cuando existan elementos de protección o barreras. De dos, si no hay estos elementos.

¿Qué pasa si el servicio, como en el caso de las peluquerías, no lo permite? En estos casos, el personal debe usar el equipo de protección adecuado y debe asegurar de que hay una distancia de dos metros entre clientes.

Los trabajadores no puede compartir espacios comunes, como comedores, y en el caso de vestuarios, deben mantenerse las distancias.

Los clientes

Deberán estar en el local el tiempo estrictamente necesario. 

La distancia con los clientes deberá ser de dos metros y tendrá que señalarse de forma clara. Deben tener a su disposición geles hidroalcohólicos.

En establecimientos con autoservicio, esa actividad debe prestarla un trabajador para que el cliente no manipule los productos.

No se pueden poner a disposición del cliente productos de prueba y en las tiendas de textil o arreglos de ropa, los probadores debe usarlos solo una persona y, tras su uso, ser desinfectados.

Si un cliente se prueba una prenda y no la adquiere, la prenda debe ser higienizada antes de que se facilite a otros clientes. 

Hostelería

La hostelería puede realizar entregas en el propio local. El cliente deberá realizar el pedido por Internet o teléfono y el establecimiento fijará el horario de recogida. No se puede consumir en el interior de los locales.

Los establecimientos deben estar abiertos solo en los tiempos de entrega.

El personal deberá contar también con equipos de protección.

Vehículos

En los vehículos particulares hasta nueve plazas, incluido el conductor, pueden desplazarse dos personas por cada fila de asientos siempre que usen mascarillas.

En los transportes públicos de hasta nueve plazas, pueden desplazarse dos personas por cada fila de asientos adicional a la del conductor.

En el caso de vehículos con una sola fila de asientos -como cabinas de camiones- podrán viajar dos personas, pero con mascarilla. Si no, debe circular solo el conductor.

En autobuses o trenes, las empresas deben adoptar las medidas necesarias para separar a los viajeros. No podrán ser ocupados más de la mitad de los asientos disponibles.