La decisión del referéndum llevado a cabo en Reino Unido el 23 de junio de 2016 de abandonar la Unión Europea y cuya fecha de consumación es el próximo 29 de marzo de 2019, tiene preocupados a muchos vecinos británicos de la Comarca del Almanzora.

En nuestro valle existe un importante núcleo de estos ciudadanos que sienten verdadera “preocupación” por los efectos que sobre ellos tendrá este “divorcio” pactado entre ambas partes.

En este sentido se llevó a cabo una reunión el pasado 2 de mayo en el municipio de Arboleas (4.463 habitantes), donde reside un importante colectivo de ciudadanos extranjeros que en el censo municipal rondan el 70 por ciento, de los que el 58 por ciento son de origen británico.

Esta es una de las razones para que se llevara a cabo allí el encuentro entre estos vecinos, autoridades locales y de la consejería de la nación, para intentar trasladar “tranquilidad” a quienes temen por perder algunos de los derechos que poseen por ser ciudadanos comunitarios (salud, educación, fiscalidad, nacionalidad).

Lo cierto es que hasta que no se conozcan los términos del Brexit (palabra formada por los términos de habla inglesa Reino Unido y salida) no se pueden adelantar conclusiones, ya que estas negociaciones dependen de la UE y el Reino Unido, lo que luego podría permitir (siempre con el visto bueno de la UE) acuerdos bilaterales entre los países, que es lo que se reclama desde algunos de los sectores afectados.

Para el alcalde anfitrión del encuentro, Cristóbal García, “los vecinos ingleses tienen alguna inquietud por saber cómo afectará la salida a sus derechos de ciudadanía, ya que de consumarse la ruptura en los peores términos, la ley los tratará en las mismas condiciones que a los ciudadanos que viven con nosotros pero que proceden de países de fuera de la Unión Europea”.

“En el caso de Arboleas estamos trabajando en la creación de Asambleas Locales, para que los vecinos de origen británico no pierdan su voz (actualmente hay 2 concejales británicos en el Pleno de Arboleas) y las asambleas sean el cauce institucional por el que se canalicen sus inquietudes y demandas”, ha asegurado el primer edil.