Un año más los vecinos de Lúcar, de la barriada de Cela, de Tijola y de distintos puntos de la comarca del Almanzora, se dieron cita en la fuente de Cela para celebrar la noche de San Juan.

también un año más y ya son 28, el Ayuntamiento de Lúcar, a través del mismo grupo de personas que lo colaboran anualmente, asó más de 100 kilos de sardinas que de manera gratuita pudieron degustar quienes se acercaron para disfrutar de la noche más mágica del calendario.

La Fuente de Cela, la playa del Alto Almanzora, es un manantial de aguas termales que emergen de manera natural y que mantiene durante todo el año una temperatura que no supera los 24 grados, además de contar con propiedades medicinales, atrae a cientos de turistas que disfrutan del verano en la comarca. Este rincón del norte de la provincia es el lugar obligado para dar la bienvenida al verano de los almanzoríes, de hecho, durante el periodo estival es habitual ver a numerosos personas disfrutando del baño.

El ritual es siempre el mismo. En torno a las diez de la noche, numerosas familias y grupos de amigos empiezan a llegar a Cela que se encuentra engalanada para celebrar sus fiestas patronales con atracciones para niños, verbena, luces y diferentes actividades.

Y cuando el reloj marca las doce, todos al agua con el objetivo de purificarse, para alejar lo malo, para que el nuevo tiempo, traiga las cosas buenas.