Los menores entre 6 meses y los 5 años se vacunarán contra la gripe a partir del lunes 3 de octubre 

El objetivo es mitigar la propagación del virus estacional en poblaciones vulnerables.  

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha anunciado que administrará la vacuna contra la gripe a los niños de entre seis meses y cinco años con el objetivo de mitigar la propagación del virus estacional sobre poblaciones vulnerables.  

Andalucía comenzará a vacunar el 3 de octubre de Covid-19 y la gripe a la vez y lo hará en una primera fase a los mayores de 80 años, a los residentes de centros socio-sanitarios y a sus trabajadores, ha informado el director de salud pública de la Junta, Jorge del Diego Salas. 

Los primeros en vacunarse en Andalucía serán los mayores de 80 años, las personas residentes en centros socio-sanitarios y en centros de dependientes, así como los trabajadores de dicho centros, según Salas. 

En las siguientes semanas el plan se ampliará al resto de grupos de edad y se vacunarán para evitar la enfermedad grave de Covid-19 a la población por encima de 60 años y contra la gripe a la población con más de 65 años, así como a las personas con patologías crónicas, grandes dependientes y embarazadas. 

La novedad en esta segunda fase del plan de vacunación es que se pondrá la vacuna de la gripe a los niños entre seis y 59 meses, ya que, según el director de salud pública, ayudará a evitar la transmisión a otros grupos vulnerables y a disminuir los casos graves de gripes, hospitalización y fallecimientos. 

Esta semana se harán públicas las instrucciones de las fechas de vacunación de la población pediátrica, aunque lo normal es que empiece en unas dos semanas, ha apuntado. 

Asimismo, ha afirmado que este año se espera que la gripe tenga una mayor incidencia en la población que en los dos últimos años en los que prácticamente ha sido nula. 

La cuarta vacuna contra el Covid-19 o segunda dosis de refuerzo comienza a administrase este lunes a los mayores que viven en residencias, unos 390.000 en toda España, colectivo que han priorizado las comunidades autónomas en esta primera fase y personas con 80 años y más, franja de población que en España supone 2,9 millones. 

Las comunidades autónomas tienen todo preparado para empezar a inocular las vacunas en los centros geriátricos y muchas de ellas abren desde hoy la citación de los mayores de 80 años que deberán acudir mayoritariamente a recibir la cuarta dosis a sus centros de salud ya que, en principio, quedan descartados los “vacunódromos”, salvo Galicia que ha anunciado que reservará para esta campaña algunos grandes recintos. 

Otra novedad de la campaña de otoño es que estrena las vacunas bivariantes ya que se administrarán los sueros adaptados de las versiones originales de Cominarty (Pfizer/BioTech) y Spikvax (Moderna) que protegen frente a las subvariantes de ómicron pero también de las formas iniciales del SARS-Cov-2. 

Sanidad ha dejado claro que estas vacunas son más precisas y ofrecen una protección más amplia y los efectos secundarios son similares a las ya administradas. Según el Ministerio Sanidad, se podrán inocular con otras como el preparado frente al neumococo en función de la factibilidad y a fin de agilizar el proceso de protección contra los virus.