Cristóbaló García, alcalde de Arboleas

La frase del primer edil arboleano se desprende de una charla con La Comarca Noticias a cuenta de la apuesta del Ayuntamiento por poner en valor el complejo de minas romanas de “lápiz specularis” o espejuelos existente en el municipio, que se corresponden a los siglos I y II después de Cristo, uno de los complejos de donde los romanos extraían este material que luego utilizaban para embellecer sus edificaciones.

A pesar de que “es patrimonio de un valor razonable” expuesto en San Sebastián hace unos días y que forma parte de un documental sobre ingeniería romana que emitirá TVE a mediados de enero, el alcalde de Arboleas cree que al parecer a la administración es un tema que “no le interesa demasiado”. “Pedí una colaboración a Diputación hace unos dos meses y no me han contestado. La Junta de Andalucía, solo cuando estaba Alfredo Valdivia de Delegado, nos dio una pequeña subvención, pero el valor de los trabajos que estamos haciendo en la mina que tenemos abierta asciende a unos 500.000 euros”, se lamenta el edil quien entiende que las administraciones “no se dan por aludidas”.

“Creo que hay que hacer cosas que generen expectativas y yo no tengo claro que la administración tenga claro cómo invierte el dinero para luchar contra la despoblación. Luchar contra la despoblación no solo es darle subvenciones a la gente para que tome café en la plaza del pueblo. Hay mucha propaganda de lucha contra la despoblación, que es mentira”, asegura García.

“Considero que poner en valor este patrimonio puede generar movimiento turístico. Lo digo porque nos llegan pedidos de información de diferentes lugares de España (Cataluña, País Vasco, Castilla La Mancha) ya que genera interés en un público muy determinado, más que el que yo mismo creía. Si queremos que la población tenga futuro, tenemos que construir ese futuro, y eso no se hace repartiendo subvenciones a diestra y siniestra para arreglar la fuente de la puerta de la iglesia, creo que hay que hacer algo más”.

“En las minas existen evidencias muy claras de cómo se hacía el laboreo para la extracción del cristal que utilizaban los romanos. Creo que se puede poner en valor con la certeza de que la iniciativa tenga éxito”, explica el alcalde de Arboleas.

“Confío en abrirla, ya que cuando nos proponemos algo, con cura o sin cura, hay casamiento. Prefiero que haya cura y que la medalla se la cuelgue una administración superior al ayuntamiento que sea capaz de rematar la tarea”.

En el exterior y en las inmediaciones de la boca de la mina ubicada en el paraje Los Higuerales se ha encontrado cerámica Terra Sigilata y común de época Alto-Imperial y restos de ‘Lapis specularis’ cortados y serrados. En el interior hay indicios claros de laboreo romano, como la existencia de lucernarios, labores específicas para la extracción de las placas del mineral, sistemas de explotación de cámara, pilares y galerías o la utilización de punteros de sección cuadrada.

Por el excelente estado de conservación en el que se encuentra este singular ejemplo de la romanización de la Bética, las minas de Los Higuerales pueden considerarse únicas para la investigación y la puesta en valor, que conecta históricamente con la identidad cultural de la provincia.

El recorrido por la mina, la quinta que hay en España (existen hasta ocho minas en Arboleas lo que conforma en lo que técnicamente se denomina conjunto minero) incluye una explicación de la significancia de este material al que los romanos buscaban para embellecer sus ciudades y utilizarlas en ventanas e invernaderos, con sofisticados sistemas de extracción de agua y de corte de material que luego era transportado hasta el puerto de Villaricos y desde allí distribuirlo por el imperio.