Los establecimientos hoteleros y casas rurales de la provincia registran 79.500 pernoctaciones en total.

Los establecimientos hoteleros y casas rurales de Almería han registrado una ocupación media del 60% en Semana Santa que ha llegado al 72,4% en el puente del Jueves Santo al Domingo de Resurrección, superando así las previsiones iniciales hasta en cuatro puntos durante los días centrales, una muestra de la recuperación del sector en el inicio de la temporada turística.

En concreto, el número de pernoctaciones registradas durante toda la semana asciende a 79.440, casi el 6% del total de Andalucía. Para el delegado territorial de Turismo en Almería, Vicente García Egea, estos datos demuestran “la resiliencia del sector, uno de los más castigados por la crisis sanitaria del COVID, gracias al trabajo de los profesionales como siempre destaca el vicepresidente, Juan Marín”.

Por tipología de alojamientos, los establecimientos hoteleros almerienses han alcanzado un grado de ocupación del 60,3% durante la semana y del 73,4% en el puente mientras que las casas rurales han tenido un 37,3% de sus planas llenas de media y casi un 60% entre el jueves y el domingo. Como suele ser habitual, el Viernes Santo ha sido el día de mayor ocupación, alcanzando una media del 75% en la provincia.

García Egea ha subrayado que el turismo “ha iniciado ya la senda de la recuperación, superando las previsiones por las reservas de última hora, lo que augura unas buenas perspectivas para la primavera y el verano que consolidarán a esta industria como motor económico”.

En este sentido, ha puesto en valor la apuesta de la consejería que dirige Juan Marín por este “sector estratégico, apoyando a las empresas y profesionales durante estos dos años tan duros para que pudieran mantenerse y prepararse para competir en cuanto la situación mejorase”.

La recompensa a este trabajo conjunto es que tras dos años de pandemia, Andalucía ha vuelto a batir récord en el sector turístico esta Semana Santa al recibir a 878.000 turistas, la cifra más alta de la serie histórica para este periodo vacacional y un 9% más que en 2019. En total, los alojamientos hoteleros y casas rurales han registrado más de 1,3 millones de pernoctaciones, con un grado de ocupación media del 73% que ha llegado al 84,2% durante el puente, muy cerca ya de los datos de antes de la pandemia.

Con un gasto medio por turista y día de 72,4 euros (sin incluir los costes del viaje), los ingresos registrados han superado los 317,3 millones, ya que la estancia media en la comunidad ha sido de cinco días.