La Confederación Comercio Andalucía cree que las nuevas restricciones en Andalucía por la COVID-19 son desproporcionadas y son la puntilla definitiva para el sector.

Los comerciantes andaluces, a través de la Confederación Comercio Andalucía, han expresado su profundo malestar por las nuevas restricciones decretadas por la Junta de Andalucía con relación a la pandemia de la Covid-19.

Según Comercio Andalucía, estas nuevas medidas de limitación de horarios y movilidad, que se han realizado sin escuchar al sector del comercio, son absolutamente desproporcionadas y van a suponer la puntilla para el comercio de cercanía que lleva una caída de ventas acumulada durante la pandemia de un 50% aproximadamente. El pequeño comercio no comprende cómo se penaliza de esta manera a este sector cuando se existen otro tipo de actividades que aparecen como los mayores focos de contagio en la actualidad.

Los comerciantes entienden que la Junta de Andalucía tenga que actuar frente a un problema de salud pública muy grave y que esta aun lejos de ser controlado, pero creen que al menos deberían ser oídas sus propuestas y acompañar las restricciones de medidas económicas de apoyo para los sectores más afectados por las mismas.

En este sentido, Comercio Andalucía ha exigido a la Junta de Andalucía un plan urgente de ayudas para rescatar al pequeño comercio, un importante sector de la economía que hasta ahora ha sido ignorado por el gobierno andaluz.

Los comerciantes andaluces lamentan que el comercio de cercanía sea el gran olvidado de esta crisis, a pesar de que proporciona 428.000 empleos, uno de cada cuatro andaluces trabaja en el sector, y genera un volumen de negocio de 85.000 millones de euros, un 11,5% del PIB andaluz. Además, el comercio de proximidad es una actividad de bajo riesgo de contagios ya que cumple, de forma escrupulosa, todas las medidas de prevención y seguridad sanitaria.

Para Comercio Andalucía, sin la puesta en marcha de forma urgente de este PLAN DE RESCATE DEL COMERCIO DE CERCANÍA DE ANDALUCÍA, miles de empresas de este sector tendrán que cerrar con la consiguiente destrucción de empleo y riqueza. Este plan debe incluir, entre otras medidas, ayudas a fondo perdido y cuya tramitación resulte ágil y rápida.

No obstante, los comerciantes cumplirán las medidas adoptadas por la Junta de Andalucía, colaborarán para poner fin a la pandemia lo antes posibles y seguirán prestando el servicio del comercio de cercanía con la mayor calidad posible para que el conjunto de los andaluces y andaluzas tenga acceso a un abastecimiento de productos adecuado.