Los agentes intervienen 298 plantas y todo el material empleado para aumentar el rendimiento de la plantación, que ha sido localizada en una vivienda con dos acometidas ilegales de luz.

La Guardia Civil de Almería, como resultado de la reciente investigación finalizada la pasada semana, ha detenido a tres personas, un varón de 52 años y dos hermanos de 56 y 40 años, por un delito contra la salud pública (cultivo y elaboración de droga) y otro contra el patrimonio y orden socioeconómico (defraudación del fluido eléctrico).

Esta actuación es el resultado de las actividades en la lucha contra la delincuencia, que desarrolla la Guardia Civil en materia de seguridad ciudadana y contra el tráfico de sustancias estupefacientes, así como la prevención de los posibles robos en segundas residencias desprovistas de vigilancia o moradores, en la comarca del Valle del Almanzora.

En su labor preventiva y dentro de los cometidos asignados, los agentes obtienen información e indicios racionales que determinan y motivan la existencia de que una vivienda, situada en una zona de segundas residencias del municipio de Albox, esté siendo utilizada como lugar de cultivo y venta de estupefacientes.

Los agentes de la Guardia Civil realizan numerosas y discretas vigilancias comprobando que la vivienda no está habitada; pero que, de forma rutinaria, en diferentes franjas horarias y días alternos de la semana, es frecuentada por tres varones, que se desplazan hasta la vivienda utilizando varios y distintos modelos de vehículos. 

Durante el desarrollo de la investigación los agentes verifican que, los autores, se distribuían las diferentes labores para asegurar la producción de plantación, alternando las funciones de vigilancia, con las del cuidado y mantenimiento de las plantas.

Realizadas las pesquisas propias y en base a la identificación de los autores, los agentes de la Guardia Civil averiguan que, dos de los detenidos son hermanos, y están utilizando la segunda residencia de sus padres octogenarios, como lugar para el cultivo ilegal de marihuana. 

En la fase final de la operación se realiza la intervención del cultivo, localizando 298 plantas de marihuana distribuidas, por centenas, en tres habitaciones abastecidas por una compleja instalación eléctrica y sistema de riego por goteo, igualmente intervenidos.

Por último, los agentes verifican que en la vivienda se ha practicado doble acometida ilegal a la red eléctrica que ha sido neutralizada por personal técnico de Endesa, y que deriva a la investigación, la comisión de un delito de defraudación del fluido eléctrico. 

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con los detenidos, material y droga intervenida, han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción núm. 1 de Huercal-Overa, decretando la Autoridad Judicial el ingreso en prisión provisional y sin fianza para los tres detenidos