Numerosos vehículos se movilizaron desde Almanzora hasta Cantoria, para poner de manifiesto su negativa a autorizar nuevas explotaciones porcinas.

La mañana de este miércoles, cientos de vecinos se concentraron en la explanada del Palacio del Almanzora, en la pedanía del mismo nombre en Cantoria, para manifestarse por las calles del municipio. El objetivo; decir basta a las instalaciones de macrogranjas de cerdos “que hacen imposible vivir en una zona que está considerada residencial”, dicen algunas de las personas consultadas.

Numerosos vecinos montados en sus vehículos, se manifestaron por las calles de Cantoria

“No entendemos cuál es el motivo de que el Ayuntamiento permita estas explotaciones ya que no generan fuentes de trabajo, además contaminan la tierra y el ambiente con fuertes olores que en el verano son insoportables”, aseguran los manifestantes. 

Pero las críticas no solo iban dirigidas a los responsables del Ayuntamiento de Cantoria, sino que vecinos como Luisa Liria y su marido allí presentes, llevan años quejándose porque en Albox se concedió un permiso para ampliar una explotación de cerdos que ahora hace “que tengamos que vivir con las ventanas cerradas. Los camiones con los purines pasan a cualquier hora del día e inclusive alguna vez hemos encontrado los cadáveres de los animales dentro de contenedores que hubo que tapar con palets hasta su retirada. Es invivible, no puedes disfrutar de tu casa, ni del paisaje. Somos varios vecinos, muchos ingleses, que ahora ni siquiera pueden vender la casa para irse a otro sitio”, aseguran los propietarios de una casa que se encuentra a escasos metros de una explotación de cerdos.

Una explotación en el término municipal de Albox, a escasos metros de varias casas.

Ese es otro de los motivos de los vecinos que se suman a los olores, ruidos y contaminación; y es que el precio de sus propiedades ha bajado. “Nadie quiere comprar una casa al lado de una granja de cerdos”, dicen los consultados.

Algunos de los participantes de la movilización, minutos antes en la explanada del Palacio del Almanzora.

Por eso la movilización convocada por vecinos, asociaciones y plataformas, que piden que se pare con este “despropósito”. 

“Ya se logró parar la ampliación de una macrogranja en Taberno, aquí si existiera voluntad política podrían hacerlo”, repiten los manifestantes, muchos de ellos británicos que vinieron a vivir entre nosotros en busca del paraíso que ahora se ha convertido en un chiquero.

“Los políticos deberían autorizar esas explotaciones al lado de sus casas”, dicen tres mujeres indignadas, que no entienden los motivos de “seguir para adelante”, que dicen haber recibido como respuesta desde el Ayuntamiento de Cantoria, porque es “legal”. Los asistentes no hablan de legalidad o no, sino que apelan a la comprensión de las autoridades, temiendo que además haya en la zona al menos otros dos proyectos que en cualquier momento pueden ver la luz.

En estos contenedores han sido encontrados animales muertos.