La relación entre Moros y Cristianos es uno de los atractivos de Laroya.

Si aún no ha visitado el municipio de Laroya, o si desea repetir, este próximo 13 de abril se llevará a cabo un encuentro que punta a promocionar este bellísimo enclave en plana Sierra de los Filabres.

“Descubre Laroya: de Cervantes a los Fuegos”, es el título con el que desde el Ayuntamiento invitan al visitante a conocer más allá de lo evidente, en un pueblo referente por su turismo rural, pero del que dicen que atravesaba Miguel de Cervantes en su rol de recaudador de la hacienda real dentro de lo que entonces se consideraba la jurisdicción de Baza.

Los Fuegos de Laroya, también acapararon la atención de todo el país en el verano de 1945, cuando por circunstancias aún no determinadas, ardían montones de trigo en lo más alto del municipio, ardió la chaqueta de un Guardia Civil y hasta una habitación donde no daba el sol; más de 100 fuegos en un mes. Si de algo se está seguro, según se desprende de las crónicas de la época, es que esos fuegos no fueron producidos por la mano del hombre.

Sus fiestas de San Ramón y la relación de Moros y Cristianos, asocian al municipio con otros de la zona para potenciar estas fiestas. Las cuartetas, son un elemento imprescindible a la hora de concebir la celebración.

“Gracias al apoyo de Diputación y el esfuerzo del Ayuntamiento, estamos recuperando estas fiestas donde los más jóvenes comienzan a hacerlas propias”, asegura la alcaldesa Dolores Moreno.

Es que hoy en días en Laroya hay ocho niños y eso es noticia. La decisión de familias jóvenes de afincarse en la localidad, es la esperanza de los mayores para que el municipio se llene de vida.