Una multitud acompañó al Patrón en su recorrido. Foto: Adolfo Guiard.

El municipio de Tíjola vivió este sábado la procesión en honor a San Sebastián, uno de los días grandes en la localidad donde el Patrón procesiona por las principales arterias bajo una lluvia de roscos, rosquillas, caramelos, paletillas y algún que otro jamón, sin duda la pieza más codiciada por los asistentes. Luego volvió a su ermita donde esperará un año más para recorrer nuevamente su pueblo.

A pesar del tiempo, San Sebastián salió a la calle ante una multitud, que aprovechó un día no laboral para inundar de alegría y pasión la fiesta en honor al Patrón.

La lluvia de roscos es una de las características de la fiesta patronal. Foto: Adolfo Guiard.

Vecinos de Tíjola y de municipios vecinos, no faltaron a una procesión que como cada 20 de enero, convoca a cientos de personas.

Los actos llevados a cabo en Tíjola, incluyeron la entrega de premios de la XXV edición del Certamen de Novela Corta “Ciudad de Tíjola”, la presentación del libro de Ernesto Suárez Carrillo “Para no olvidar” y la actuación de DECAI en el Pabellón Municipal.