La Consejería de Igualdad ha aumentado en 231 las plazas para personas mayores y con discapacidad en residencias y centros de día de la provincia desde 2019.

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha creado 108 nuevas plazas en centros de titularidad pública de la provincia de Almería, tanto para la atención de personas mayores como de personas con discapacidad. Este incremento se suma a las plazas ya anunciadas este año en centros de titularidad privada de atención residencial en el ámbito del concierto social, con lo que el aumento en este año en la provincia de Almería asciende a 178 nuevas plazas en residencias y centros de día para la atención de las personas en situación de dependencia. Desde el inicio de la legislatura en 2019 hasta el momento actual se han creado en la provincia un total de 231 nuevas plazas.

El delegado territorial de Igualdad, Rafael Pasamontes, ha subrayado que este esfuerzo para aumentar los recursos para personas mayores y con discapacidad permite “dar respuesta a la demanda de las entidades locales y cubrir las necesidades de la población que se encuentra en situación de dependencia”. 

En concreto, según ha detallado, se amplían 83 nuevas plazas en centros públicos de atención residencial para la atención de personas mayores, de las cuales, 36 en Las Tres Villas, 38 en Garrucha y 9 en Bacares; y 25 plazas más en centros de día de titularidad pública, 10 de las cuales son para personas mayores en Laujar de Andarax y 15 para personas con discapacidad en Níjar. 

Revolución social con un nuevo modelo de atención

Así, “este aumento permitirá cubrir las necesidades de las personas mayores y personas con discapacidad, ha insistido Pasamontes. Y ha explicado que se han distribuido las plazas en función de las necesidades de cada una de las tipologías que engloban estos servicios y sujeto a la disponibilidad de plazas acreditadas para cada tipología en las distintas áreas de servicios sociales. 

“La atención a las personas dependientes, con más políticas y recursos, está ahora en el centro de la acción de gobierno de la Junta de Andalucía”, ha señalado el delegado territorial de políticas sociales. “Hemos emprendido una verdadera revolución social con el impulso a un nuevo modelo de atención a las personas mayores y las personas con discapacidad, basado en la proximidad y centrado en las necesidades de estas personas”, ha añadido, para poner el acento en que este modelo será además una de las líneas básicas de actuación con los fondos europeos del Plan para la Recuperación, Transformación y Resiliencia.

En este sentido, Pasamontes ha destacado este nuevo aumento de plazas en los centros públicos tiene el objetivo de agilizar el sistema de atención a la dependencia en la provincia, reduciendo listas de espera y aumentando el número de personas beneficiarias. 

A cierre de septiembre, en la provincia de Almería son atendidas 20.690 personas en situación de dependencia, lo que supone 705 personas más atendidas que al cierre de diciembre de 2020 (incremento del 3,5%). 

Reducción en un 36% de la lista de espera

Así, la provincia ha pasado de contar en diciembre de 2018 con 6.197 personas pendientes de elaboración de propuesta de PIA, a 3.961 a fecha de 30 de septiembre de 2021. Esto significa que 2.236 personas menos se encuentran a la espera de recibir una prestación en Almería, lo que supone una reducción de la lista de espera del 36%. 

“Estos resultados son fruto del empeño de este Gobierno por reducir la lista de espera en dependencia y poner la atención a las personas dependientes entre sus prioridades, una apuesta que nos ha permitido alcanzar máximos históricos en la comunidad de personas atendidas, más de 244.000, gracias a que hemos destinado 1.741 millones de euros a la atención a la dependencia», ha indicado. Pasamontes ha puesto el acento además en que “este cambio en el modelo de atención a las personas mayores y las personas con discapacidad ha sido reconocido por el Observatorio Nacional de la Dependencia, que ha otorgado a Andalucía la mejor valoración en los últimos cinco años”. 

El delegado territorial ha valorado además la puesta en marcha un plan de choque con diversas medidas para reducir los tiempos de tramitación de las solicitudes e incorporar al sistema a nuevas personas en situación de dependencia. 

Entre estas iniciativas se encuentra la modificación del procedimiento con el objetivo de reducir la burocracia y simplificar los trámites administrativos, así como la incorporación de la Ventanilla Electrónica para la tramitación telemática de las solicitudes, que ya está funcionando. Para agilizar los procedimientos también se ha llevado a cabo la contratación de personal técnico y de administración, además del incremento de plazas mencionado. 

Además, la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA) tiene en marcha ya un proyecto piloto del nuevo modelo de procedimiento de reconocimiento de la situación de dependencia y del derecho a las prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en Andalucía. Este proyecto permitirá reducir de forma significativa la lista de espera en dependencia y agilizar su tramitación mediante la unificación de las fases de valoración de la situación de dependencia y la determinación de la modalidad de intervención o recurso concedido, en virtud del principio de simplificación administrativa.