Juan de la Cruz Belmonte no oculta su preocupación ante los datos de la pandemia.

El Delegado de Salud no oculta su preocupación por la situación sanitaria en el norte de la provincia. A la pregunta de si será necesario volver a tomar medidas restrictivas ante la tendencia al alza de positivos de las últimas semanas en el Área Sanitaria Norte, de la Cruz Belmonte asegura que “por encima de todo está la salud de los almerienses, y si las cifras nos obligan a tomar decisiones, las tomaremos. O nos lo tomamos en serio o no lo vamos a controlar”.

Hace tres semanas nuestro distrito sanitario tenía una tasa de incidencia de apenas 20 casos por cada 100.000 habitantes. Era la zona mejor posicionada de toda la provincia y entre las zonas de Andalucía con menos afectación de la enfermedad. En menos de un mes, las cifras se han disparado y el norte de la provincia cuenta con una incidencia de 171,7 casos por cada 100.000 habitantes. A la cabeza de la provincia, teniendo en cuenta que en el Distrito Almería tienen una tasa de 162,7 y en el Poniente 103,1 casos por cada 100.000 habitantes.

“El sistema sanitario andaluz no puede hacer más; hay puntos de vacunación masiva en toda la provincia; tenemos la vacuna que es la solución y la mascarilla que es la prevención. A las personas que no se han vacunado, contarles que eso que ellos piensan no es real, los datos están ahí. Afortunadamente el número de positivos, de momento, no se está traduciendo en hospitalizados como nos pasó el año pasado en navidad, pero es que vamos por el mismo camino” advierte el responsable de salud.

“No me quiero acordar de lo que pasamos en enero, febrero y marzo del año pasado” insiste de la Cruz Belmonte en declaraciones a La Comarca Noticias.

Respecto a la situación de Albox, que tiene a día de hoy una tasa de incidencia de 529,7 con 71 casos en los últimos 14 días y 64 en la última semana, el Delegado de Salud coincide con el alcalde de Albox, Francisco Torrecillas, y reconoce que él ya ha suspendido su propia comida de empresa. “Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Francisco Torrecillas. No hay que castigar esa comida de empresa, por qué no dividimos esa comida de empresa. No juntarnos más de diez, o juntarnos un día diez, otro día diez y evitar así la masificación. Los restaurantes cumplen, se cumplen con las condiciones en los restaurantes, el problema es irnos todos después a tomar copas, y no a un bar, a las casas”.