El presidente de Diputación, Javier A. García, y el obispo coadjutor, Antonio Gómez, renuevan el acuerdo entre ambas entidades. 

La Diputación Provincial y el Obispado de Almería han renovado hoy el acuerdo que mantienen para la conservación y puesta en valor del patrimonio histórico artístico de los templos y parroquias de la provincia. El presidente de la Institución Provincial, Javier A. García, y el obispo coadjutor de Almería, Antonio Gómez, han suscrito esta mañana el acuerdo de colaboración por el que la Diputación invertirá 300.000 euros en la restauración de 17 templos ubicados en 13 municipios y la entidad local menor de Fuente Victoria. 

Esta colaboración entre la Diputación y el Obispado, que se inició en 2012, ha permitido potenciar el patrimonio monumental de los municipios almerienses que, en la mayoría de los casos, constituyen el principal patrimonio material y emocional de nuestros pueblos y su aliciente turístico más admirado. En el acto de la firma han acompañado al presidente y al obispo el diputado de Presidencia, Fernando Giménez, y el vicario general, Ignacio López.

El presidente ha subrayado que esta colaboración “va mucho más allá del aspecto religioso porque potenciamos los propios municipios al poner en valor sus bienes patrimoniales más preciados. Con estas acciones también contribuimos a fomentar el turismo en la provincia igualando oportunidades entre almerienses. Nos ayuda a luchar contra la despoblación al poner en valor nuestro patrimonio monumental”. 

Por otro lado, el presidente ha puesto de manifiesto que este acuerdo es muy importante para los ayuntamientos de los municipios más pequeños ya que, por si solos, les resultaría muy complicado emprender acciones de conservación en sus templos. De hecho, García ha subrayado que de los 12 municipios y la entidad local menor en la que se va a actuar, 9 de estas localidades cuentan con menos de 1.000 habitantes. Además, el presidente ha incidido que este acuerdo va a permitir mejorar algunos de los templos más visitados de la provincia como el Santuario del Saliente en Albox, o Nuestra Señora de Tices, en Ohanes. 

Por último, Javier A. García ha agradecido al Obispado “la estrecha colaboración que tienen con la Diputación en beneficio de toda la ciudadanía y de los 103 municipios. Por la labor social de la Iglesia, especialmente durante la pandemia, que ha sido fundamental para dar aliento y apoyo a los almerienses que más lo necesitan. Y por su implicación en la preservación del legado almeriense que constituyen nuestras iglesias y las joyas artísticas que guardan en su interior”.

Por su parte, el obispo coadjutor ha apuntado que “hace dos días cuando el volcán tiraba la torre de la iglesia del pueblo, uno de los presentes decía: “- Se ha caído el símbolo de nuestro pueblo”. Lo cierto es que nuestras iglesias son como faros, no solo de fe, sino también de cultura. Se sea creyente o no, la iglesia es la que congrega a todo el mundo. El esfuerzo que hace la Diputación es de agradecer. Estamos desde la Diócesis y las comunidades cristianas muy agradecidos por este esfuerzo”. 

Además, el obispo coadjutor ha recordado que “muchas de estas iglesias son comunidades muy pequeñas de cristianos para las que es muy difícil mantener este patrimonio. Ojalá Dios, todos los pueblos estén orgullosos de su patrimonio y lo puedan mostrar, como en muchos sitios se hace, y visitar y disfrutar estas iglesias”. 

Este año se actuará en 17 templos de 13 municipios y la ELA de Fuente Victoria

  • Abrucena (La Anunciación) 
  • Adra (Inmaculada Concepción) 
  • Albox (Santuario Saliente) 
  • Bentarique (La Asunción) 
  • El Ejido, Balerma (La Inmaculada) 
  • Felix (La Encarnación) 
  • Fondón, Benecid, (San Juan Bautista) 
  • Fuente Victoria (La Encarnación) 
  • Nacimiento (Nª Señora de Las Angustias) 
  • Ohanes (Nª Señora de Tices) 
  • Senés (Parroquia Santa María) 
  • Urrácal (Santa María) 
  • Roquetas de Mar (Parroquia Preciosísima Sangre) 
  • En 4 de Almería (San Agustín; Araceli; San Juan Evangelista; Costacabana)