Juan Pedro García, alcalde de Pulpí

Como ya anunciara la Junta de Andalucía en el día de ayer, después del Consejo de Gobierno que se lleva a cabo todos los martes, el municipio de Pulpí es una de las once localidades donde se llevará a cabo un “cribado poblacional”; una actividad de prevención, cuyo objetivo es la detección precoz de una determinada enfermedad, en este caso de la Covid-19.

En diálogo con La Comarca Noticias, el primer edil pulpileño adelantó que mañana (por este jueves) comenzarán a realizarse los testeos. “Hay gente a la que ya le han llamado para realizarle la prueba”, en un municipio con alta incidencia. “Tenemos 160 personas infectadas, aunque por suerte sin hospitalizaciones, ingresos en la UCI y sin lamentar fallecidos”, asegura el alcalde quien este verano, al igual que el teniente alcalde de Pulpí, fueron diagnosticados como positivos en coronavirus.

“Estamos bien, hemos pasado la enfermedad con síntomas leves pero ya estamos recuperados”. Ahora desde el Ayuntamiento se han tomado medidas como la suspensión del mercadillo semanal (se lleva a cabo este miércoles), parques y lugares públicos por el término de 14 días.

En la misma línea, Juan Pedro García adelantó que este jueves se llevará a cabo una reunión con los empresarios “para acordar nuevas medidas” mientras el Ayuntamiento trabaja para cerrar un acuerdo que permita habilitar un espacio como alternativa habitacional.

“Los casos positivos están identificados y estamos intentando dar una alternativa a aquellos que no puedan aislarse en su lugar de domicilio, con el objetivo de que no se produzcan nuevos contagios. Pulpí es un municipio con un comercio y un tejido empresarial importante, donde día a día cientos de personas de la zona se desplazan para trabajar sobre todo en tareas vinculadas a la agricultura. Hay que insistir en la prevención y en la responsabilidad de las personas para que los contagios no vayan a más”.