La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación asume en estos momentos la tutela de 506 menores en la provincia.

El Servicio de Protección de Menores de la Delegación de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de Almería ha recibido la distinción honorífica del Cuerpo Nacional de Policía Adscrita a la Comunidad Autonómica de Andalucía en atención a los méritos contraídos por su colaboración y apoyo a esta Unidad. “Estamos de enhorabuena por esta merecida distinción que recibimos gracias a los años de implicación de todas y todos los trabajadores que forman o han formado parte del Servicio de Protección de Menores”, ha destacado el delegado provincial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación. Rafael Pasamontes ha querido hacer extensivo su agradecimiento al Servicio de Prevención y Apoyo a las Familias y al resto de personal de la Delegación, “donde he encontrado que esta implicación viene siendo generalizada en el resto de las unidades, lo que es de celebrar porque redunda en un mejor servicio hacia toda la ciudadanía”

El Servicio de Protección de Menores, coordinado por Manuel Magán, está formado por una treintena de profesionales de distintas disciplinas que en la actualidad asume la tutela, acogida inmediata o guarda administrativa de 506 menores. La provincia cuenta con treinta y tres centros de protección de menores que acogen a 323 niños y niñas y con 144 en acogimiento familiar en las modalidades de familia extensa y ajena. 

Asimismo, desde este departamento se coordinan y gestionan siete pisos destinados a menores extutelados una vez alcanzan la mayoría de edad y que en la actualidad dedican cincuenta y dos plazas a la atención de los mismos en la provincia de Almería. Una labor que se desarrolla a través de distintos departamentos, como el de Unidades Tutelares (Equipos de Menores), el de Centros de Protección, el departamento de Acogimiento Familiar y Adopción, de Menores Migrantes o el de Administración.

“Es importante recalcar y poner en valor en el ámbito de la protección el gran esfuerzo y dedicación de los profesionales que intervienen en las distintas fases y procedimientos, y especialmente el de mis compañeros del Servicio de Protección de Menores, que en el día a día responden a las necesidades que van surgiendo”, ha resaltado el delegado provincial. Tampoco ha querido olvidar el desempeño del resto de personas que forman parte de este sistema, como son los y las profesionales de los centros propios de la Junta de Andalucía o de los centros concertados; del servicio provincial de Prevención; de Cruz Roja como la entidad colaboradora de Integración Familiar; de las familias de acogida, de los Servicios Sociales Comunitarios; de los equipos de Tratamiento Familiar y un largo elenco de profesionales que desde su ámbito competencial colaboran en la protección de los menores más vulnerables, como son Fiscalía de Menores, el Sistema Sanitario, Sistema Educativo, Órganos Judiciales o las unidades especializadas tanto de la Guardia Civil como de la Policía Nacional.

Tanto el delegado provincial como el jefe de Servicio de Protección, encargado de recibir la distinción, han coincidido en la importancia de la coordinación con estos órganos en tareas que van desde  la ejecución de medidas de protección, los traslados de menores conflictivos, la localización de menores y familiares; la elaboración de informes o cuestiones que surgen en el día a día y que suponen un gran respaldo para los servicios de infancia. “Esta coordinación adquiere mayor relevancia habida cuenta de la necesidad de protección de unos perfiles de población tan vulnerables a los que van dirigidas nuestras intervenciones”, ha resaltado Pasamontes, quien ha expresado su deseo de que “esta implicación entre el Servicio de Protección de Menores y la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía continúen tan próximas como hasta ahora porque no debemos olvidar que de nosotros dependen las vidas y el futuro de muchos niños y niñas tanto en Almería como en toda la comunidad andaluza”, ha concluido.