La Guardia Civil recupera más de una tonelada de verduras robadas en la comarca del Almanzora

La Guardia Civil de la Comandancia de Almería, dentro de las actuaciones que realiza para la prevención de la delincuencia, en Huércal Overa identifica a dos personas que transportaban más de una tonelada de futas y hortalizas en una camioneta sin poder acreditar su procedencia, por lo que inicia una rápida investigación sobre dichas circunstancias.

Esta actuación está enmarcada dentro de las labores de seguridad y prevención que la Guardia Civil realiza en la lucha contra la delincuencia en la comarca del Almanzora.

Personal perteneciente al Puesto Principal de la Guardia Civil de Huércal Overa, dentro de las labores de prevención de la delincuencia que se desarrollan en el levante almeriense, durante un control preventivo, identifican a los ocupantes de una camioneta que transporta diferentes verduras.

Una vez identificados a los ocupantes de la camioneta, realiza la inspección de la carga, tratándose esta de 360 kg de tomates, 320 kg pimientos, 120kg de berenjenas, 220 kg de calabacines, 140 kg de pepinos y 60 kg de judías. Ante la sospecha por parte del personal de la Guardia Civil de que pudiera tratarse de producto de procedencia ilícita, se solicita al conductor que justifique mediante factura o albarán la procedencia de los mismos, manifestando en un primer lugar de que no tiene forma de acreditar la procedencia y posteriormente, para eludir la posible acción policial presenta una factura del mes anterior que no guarda relación alguna con los productos que carga en el momento de la inspección.

Como resultado de esta actuación, la Guardia Civil de la Comandancia de Almería investiga a dos personas que transportaban 1.260 kg de verdura en una camioneta, sin poder acreditar su procedencia, la mercancía intervenida, por el carácter perecedero los productos son destinados a fines sociales para su aprovechamiento por los más necesitados. 

Este tipo de mercancías robadas son posteriormente distribuidas en establecimientos que son igualmente responsables penalmente por la receptación de bienes de procedencia ilícita. También pueden ser distribuidos en mercados ambulantes, sobre los que la Guardia Civil igualmente realiza inspecciones y controles para verificar la procedencia de productos, así como las oportunas autorizaciones administrativas sobre la venta y distribución de los mismos. En este sentido, la colaboración ciudadana, tanto directa como anónima a través de los canales oficiales de la Guardia Civil, es fundamental para poder identificar personas relacionadas con este tipo de actividades delictivas. Igualmente es fundamental poder informar de personas que llamen la atención por no ser asiduas por zonas o entornos alejados de vías habituales de circulación o estancia.