Situación muy preocupante en la zona del Almanzora tras el cierre de los trasvase del Negratín y Tajo-Segura 

La Mesa del Agua de Almería ha mantenido hoy una reunión “con carácter de urgencia” para analizar la “crítica situación que se está viviendo en nuestra provincia.”No en una sola zona, sino en diferentes lugares como el Bajo Andarax, Níjar, la Comarca del Almanzora, el Poniente almeriense o Adra”, según ha explicado el portavoz de este colectivo, José Antonio Fernández Maldonado.

En el Almanzora, sin trasvases y tirando de reservas

La situación en la Comarca del Almanzora es preocupante. Hay que recordar que no llega agua procedente de los trasvases; del Tajo-Segura, cortado por obras, ni del Negratín. Fernando Rubio, presidente de la Junta Central de Usuarios del Almanzora, que ha estado acompañado del presidente del Sindicatos del Trasvase Tajo-Segura (SCRATS), Lucas Jiménez, ha detallado que la situación es “especialmente crítica con los dos trasvases cerrados. Sobrevivimos porque hemos ido ahorrando agua durante estos últimos dos años y lo hemos ido echando al pantano de Cuevas del Almanzora. Ahora hay que pensar también en estos pueblos de la zona que están conectados al trasvase que se quedan sin agua también”.

Fernando Rubio ha explicado, además, que “hemos tenido que hacer con fondos propios un trasvase al revés, llevando agua desde la cota 80 a la cota 600. Hemos invertido 1,8 millones de euros para que el trasvase funcione al revés. Ninguna administración es capaz de solventar los problemas y tenemos que ser nosotros, pero el agua almacenada en Cuevas tiene su límite y en dos o tres meses nos vamos a quedar sin agua”. Por lo que ha alertado de que “con las plantaciones que en enero se pueden paralizar y perder los clientes a los que suministramos. No podemos esperar más. La situación es gravísima”.

Ha recordado igualmente que “dependemos del Gobierno central con el trasvase y la desaladora del Almanzora que lleva ocho años sin funcionar y nos sentimos engañados por las administraciones porque sigue sin funcionar, con lo que dejemos de contar con esos 20 hectómetros cúbicos al año. Es decir, llevamos 160 hectómetros cúbicos perdidos. Por eso yo al Gobierno central le pondría un cero y al autonómico también porque no nos dan respuestas y las soluciones siguen sin llegar”.

Fernando Rubio ha explicado que “cuando se acabe agua del pantano de Cuevas va a ser un drama porque se va a echar mano de acuíferos salinizados. El futuro no es halagüeño. Hemos entregado documentos, estudios que pagamos los regantes y nos sentimos abandonados por el Gobierno central y también por el autonómico. ¿Qué pasaría si no hubiera gasoil para los camiones? Habría muchas movilizaciones, ¿verdad? Pues sin agua no hay producción”.