El primer teniente alcalde de Vélez- Rubio, Vicente García Egea, defiende la decisión del equipo de Gobierno de aplazar la celebración del mercado de los sábados 

“Impulsamos la reactivación de la economía local primando, en todo momento, proteger la salud de los velezanos”. Con estas palabras, el primer teniente de alcalde de Vélez-Rubio, Vicente García Egea, ha defendido la decisión del equipo de Gobierno de aplazar la celebración del mercado semanal de los sábados, “hasta que se pueda garantizar la seguridad de la población”. 

En el transcurso del Pleno extraordinario donde se ha debatido esta cuestión, el edil velezano ha puesto de relieve la importancia de dicha cita comercial desde una vertiente cultural ligada a las tradiciones de la localidad, al mismo tiempo que ha defendido la venta ambulante y el trabajo de los autónomos. “Conscientes de todo ello y dados estos momentos excepcionales marcados por la pandemia de Covid, tenemos que buscar el difícil equilibrio entre economía y salud, primando esta última por responsabilidad”, ha argumentado García Egea.

De igual modo ha justificado la postura del equipo de Gobierno al detallar la proliferación de casos positivos en municipios del entorno como Lorca, Puerto Lumbreras, Totana o Mazarrón. Además de recordar que localidades como Vera, Garrucha o Turre han optado ya por no celebrar sus mercados semanales. “En un momento sin precedentes intentamos ser cautelosos, ir de menos a más y no crear falsas expectativas sin recorrido a los comerciantes”, ha declarado el teniente alcalde de Vélez-Rubio.

Por su parte, como concejal de Desarrollo Empresarial, Promoción Económica, Empleo, Comercio y Promoción Turística, Vicente García Egea, ha destacado el importante esfuerzo que el Ayuntamiento de Vélez-Rubio está realizando para el impulso de la economía del municipio, en un momento tan delicado como el actual. 

En este sentido, el edil velezano ha aludido a medidas concretas como la reducción del plazo del pago a proveedores pasando de 100 a 30 días; la congelación de tasas o la supresión de aquellas relacionadas con ocupación de la vía pública (veladores, barras y contenedores de obra). También ha mencionado la moratoria en los tributos municipales durante el estado de alarma y bonificación en licencia de apertura para jóvenes y mujeres, entre otras.